REAL MADRID

Cierra El Señorío de Alcocer, el rincón más secreto de Florentino Pérez

El célebre restaurante, vinculado durante años al Real Madrid por alojar muchas de sus reuniones directivas, pone fin a su andadura.

Cierra El Señorío de Alcocer, el rincón más secreto de Florentino Pérez

En el año 1982, Doroteo Martín abría en la Avenida de Alberto de Alcocer, en la zona de Chamartín, un restaurante especializado en cocina vasca y navarra que años más tarde se convertiría en el favorito de Florentino Pérez, y por ende, en escenario (recóndito y privado) de mucha y trascendental toma de decisiones por parte de la cúpula del Real Madrid.

Pero hace unos días, después de casi cuatro décadas ofreciendo a sus exclusivos clientes tanto la posibilidad de una alta gastronomía como un espacio discreto para reuniones de altos vuelos, El Señorío de Alcocer cerraba sus puertas para siempre. Y con ello, sellaba también uno de los enclaves más secretos para la discusión de negocios del club merengue, un bastión apartado de los despachos, recogido, acogedor y discreto.

Florentino Pérez contaba con un reservado en el establecimiento, y ello, sumado a la estricta profesionalidad por la que era conocido su dueño y sus empleados, convirtió al local en un lugar idóneo para los dirigentes madridistas. Pero las ganas de jubilarse del anfitrión, Martín, y una oferta de compra de La Caixa, han precipitado que El Señorío haya decidido poner punto y final a su largo recorrido.

El propio Martín reconoce que en su restaurante se cerraron fichajes fundamentales. Allí también se dieron despedidas a pesos pesados como Jorge Valdano y tuvieron lugar reuniones con capitanes como Casillas o con místeres tan relevantes en la historia reciente del club como Mourinho y Ancelotti. Uno de los momentos punteros sucedidos entre sus paredes fue aquella inolvidable y polémica decisión de la Junta blanca de destituir a Vicente del Bosque y sustituirlo por el técnico Carlos Queiroz en el verano del 2003.

La comida favorita de Florentino Pérez en El Señorío

En cuanto al menú favorito de Florentino en El Señorío, parece ser que el presidente del Real Madrid era un gran aficionado a las lentejas. Y algunas noches que acudía al establecimiento para cenar con su mujer, también le gustaba  pedir los huevos fritos con patatas. Ella prefería tomar caviar.

Por las mesas y reservados de El Señorío no solo han pasado personalidades del fútbol, sino también políticos, empresarios y representantes del jet set patrio. Sin olvidarnos del mismo Rey de España. Martín cita entre sus clientes más especiales a Enrique Sánchez, Elías Querejeta, José Antonio Durán, y, por supuesto, Florentino Pérez.