FÚTBOL

La risa de Gnabry que ha despertado la indignación tras el Alemania-Argentina

El futbolista ha generado polémica por su actitud durante el minuto de silencio en honor a las víctimas del tiroteo de Halle antes del partido amistoso.

La risa de Gnabry que ha despertado la indignación tras el Alemania-Argentina

Ayer por la noche se enfrentaron en el en el Signal Iduna Park de Dortmun, en el marco de un encuentro amistoso, las selecciones de Alemania y Argentina. El partido se acabó saldando con un empate 2-2 y Serge Gnabry, una de las estrellas del equipo germano, fue uno de los protagonistas de la velada al marcar el primer gol del partido, a los 15 minutos del comienzo del juego.

 Sin embargo, no fue el tanto el único motivo por el que Gnabry se convirtió en centro de atención por parte de muchos medios y de las redes sociales, sino que, desde ya antes de que se iniciara el propio encuentro, el delantero comenzó a cosechar todo tipo de comentarios debido a la desafortunada conducta que tuvo durante el minuto de silencio previo al propio partido.

El pequeño acto de homenaje se llevó a cabo con las dos selecciones ya en el campo, en honor a las dos víctimas mortales que se cobró el tiroteo, de índole "antisemita" según el propio Gobierno del país, sucedido ayer cerca de una sinagoga en la ciudad de Halle. Y durante el minuto de silencio en el Signal Iduna Park, las cámaras que enfocaban a los jugadores captaron a Gnabry agachando la cabeza y riéndose.

Twitter no tardó en llenarse de mensajes en los que se reprochaba el insólito comportamiento del futbolista, cubriéndole de insultos y acusándole de una grave falta de respeto y sensibilidad. "Lamentable", "insólito","vergonzoso" y otra serie de calificativos del estilo fueron utilizados para calificar la conducta del jugador.

El supuesto motivo de su risa

Sin embargo, tras el linchamiento inicial, han salido a la luz las razones que explicarían la actitud de Gnabry. Y es que al parecer, cuando dio comienzo el minuto de silencio, una persona del público comenzó a entonar a voz en grito el himno de Alemania, lo que conllevó que otra más le replicara, exigiéndole que se callara. Y al parecer, esto sería lo que habría provocado la risa del futbolista.