ROMARIO

Romario, condenado a pagar 85.000 por retraso en pagos

El Séptimo Juzgado Civil de Brasilia sentenció que el exfutbolista tiene un plazo de 30 días para demoler un muelle para uso particular construido sin autorización.

Romario, condenado a pagar unos 85.000 euros por demora en el pago de alquileres.
DIARIO AS DIARIO AS

La Justicia Civil brasileña condenó este martes al exfutbolista y senador Romario de Souza Faría a pagar 385.000 reales (unos 85.000 euros) por concepto de alquileres en atraso de una lujosa residencia que ocupó en la capital, Brasilia, en la época que era diputado federal. El Séptimo Juzgado Civil de Brasilia determinó la condena por morosidad y sentenció también que el exfutbolista y político tiene un plazo de treinta días para demoler un muelle para uso particular construido sin autorización en un espacio público próximo de la propiedad ubicada en las márgenes del Lago Paranoá.

Romario, que no se ha pronunciado sobre el asunto, vivió en el inmueble entre 2012 y 2016; y durante el período en que fue diputado, hasta 2015, no recibió auxilio de vivienda ni ocupó las residencias destinadas para los congresistas. El proceso fue interpuesto ante la Justicia por Fashion Park Empreendimentos Imobiliarios, responsable del alquiler de la residencia en una de las zonas más valorizadas de la capital brasileña. Según informaciones del portal de noticias G1, de la red Globo, el alquiler mensual del inmueble (28.340 reales o unos 6.250 euros) tuvo un reajuste en 2015 y después de pagar los dos primeros meses con el nuevo valor (35.000 reales o unos 7.710 euros) Romario no estuvo más de acuerdo con el precio.

El exfutbolista alegó que no existió un contrato para el reajuste, mientras que la empresa presentó pruebas, como conversaciones y correos electrónicos, en los que el senador aceptaba los valores. El juez Santos Mendes, responsable de la sentencia, señaló en su veredicto que "quien rechaza un ajuste no pide un recibo para pagar con el valor que no está de acuerdo y efectúa el pago". El valor determinado por el juez fue responsabilizado para Romario y sus dos fiadores Silvio Antonio Ferreira y Temístocles Grossi. Esta no es la primera vez que el goleador, campeón con Brasil en el Mundial de Estados Unidos 1994, tiene líos con la Justicia. En junio pasado, la Fiscalía brasileña presentó una denuncia contra el exfutbolista por presuntamente atropellar a un motociclista en Río de Janeiro en 2017 e intentar engañar a las autoridades sobre el autor del mismo.

Un amigo de Romario asumió la culpa del accidente, que ocasionó una grave lesión en la cadera la víctima, porque supuestamente el político no tenía licencia habilitada para conducir un lujoso Porsche. El exatacante del Barcelona de España, entre otros equipos, fue acusado en 2018 en un reportaje del diario O Globo de Río de Janeiro de ocultación de patrimonio, al transferir para familiares y testaferros propiedades y vehículos en su nombre con el objetivo de evitar que los bienes fuesen confiscados para pagar deudas. En 2004 y 2009, Romario estuvo preso durante algunas horas en Río de Janeiro por retrasar la pensión alimenticia de dos de sus hijos y el exdelantero tuvo que pagar la deuda y una fianza para recobrar la libertad.