'GH VIP'

Irene Junquera cuenta las razones por las que está en GH VIP

La periodista se ha abierto con dos de sus compañeros de la casa sobre las razones que la llevaron a convertirse en concursante del reality.

Irene Junquera cuenta las razones por las que está en GH VIP

La noticia de que Irene Junquera había fichado por Telecinco para participar en la nueva edición de 'GH VIP', sin duda pilló a más de uno por sorpresa. La madrileña es notablemente conocida por su trayectoria en el periodismo deportivo y por su paso por programas especializados en fútbol como 'El Chiringuito de Jugones'. Además, llegaba a Guadalix de la Sierra sin experiencia previa en el terreno de la telerrealidad. Y su perfil, de hecho, ya le ha granjeado algún que otro roce con sus compañeros (Dinio García le acusó de presumir de sus conocimientos del fútbol y de mostrarse condescendiente con "el salseo").

Pero Irene es la primera en ser muy consciente de que su presencia en la casa puede despertar algún interrogante en los telespectadores. Así que ayer quiso sincerarse con el Maestro Joao y Adara sobre las motivaciones que tiene para concursar en el formato, a la par que dejó clara su opinión sobre aquellos que la juzgan por haberse decidido a probar la experiencia. Fue el mismo Maestro Jao el que sacó el tema, reconociendo que sentía "curiosidad" por conocer qué la había traído hasta allí.

Sobre su situación laboral: "Me sentía un poco estancada"

"No soy consumidora de esto", empezó reconociendo Irene, "lo que sí pasa es que me gusta vivir cosas". La madrileña admitió ante sus confidentes que no se encontraba precisamente en un buen momento laboral antes de aceptar la oferta: "Estuve un año bastante chunga de curro, bastante. Y claro, yo me veía, y decía: 'me he ido de un grupo súper grande a otro, y me he quedado aquí... Me sentía un poco estancada'". Con ello, Junquera tal vez se refiera al fracaso del programa 'All you need is love... O no', que presentó en el verano de 2017 junto a Risto Mejide y que no llegó a los tres meses de emisión.

La periodista ha detallado el momento en el que se planteó 'Gran Hermano' como una opción interesante: "Viendo un día esto, le digo a mi repre: 'Pero ostras, esto puede molar'. Y lo hablamos y digo: 'Yo sé que hay gente que me va a matar, pero son prejuicios'". Junquera ha manifestado que lo positivo de su decisión es que "la gente que lo ve, lo que va a hacer es conocerme más, que yo estoy feliz", asegurando que aquellos que la puedan criticar sin darle una oportunidad al reality no son más que personas llenas de "prejuicios". Además, la joven asegura que estar dentro de Guadalix le parece "brutal como experimento".

Adara quiso saber si considera que el haber aceptado concursar podría afectar su carrera. Una cuestión a la que la periodista contestó de forma tajante: "El lugar donde estás no determina tu profesionalidad. O sea, si soy una periodista creíble o reputada en un ámbito, de repente por entrar aquí, qué, ¿dejo de serlo, dejo de ser profesional?" Junquera se reafirmó en su idea de que el escaparate público que le ofrece 'GH VIP' supone para ella "una motivación laboral", ya que puede aproximarla a otro tipo de público. "Para mí esto es la ostia", añadió, "es muy potente".

Por otro lado, la periodista también ha reflexionado sobre lo difícil que puede llegar a ser el exponerse delante de media España: "Yo esto no lo había vivido, yo soy una imagen periodística, para mí es fuerte porque también van a conocer a Irene, cómo es de verdad, con sus mierdas, llorando...". Pero el balance, según ha transmitido, al final es positivo, pese a reconocer los riesgos que la supone.

Más tarde, en el confesionario, Junquera reconoció también que las dinámicas del reality le estaban costando un poco: "Al principio nos llevábamos todos muy bien y de repente se ha creado en la casa un ambiente súper feo. Y claro, la gente que ha hecho más realities me dijo: 'esto no va a ser así, es muy raro', y efectivamente".

Según comentó ella misma, Alba Carrillo le ayudó a ver la realidad del funcionamiento de un programa de estas características. Y para concluir, la periodista, que está nominada esta semana, apostilló que no se quiere ir, y que por mucho que se haya podido sentir confusa en algún momento ("ayer es verdad que cuando me sentí tan mal dije: 'Dios, ¿qué hago aquí?'"), ya se encuentra más recuperada y dispuesta a dar lo mejor de sí durante su paso por el reality.