INGLATERRA

Michael Owen detalla la rara enfermedad de su hijo que le impide ser futbolista

El exfutbolista de Liverpool y Real Madrid nunca ha querido hablar de ello, pero ahora brinda algunos detalles de la enfermedad de Stargardt.

Michael Owen detalla la rara enfermedad de su hijo que le impide ser futbolista
CRAIG BROUGH Reuters

Michael Owen es una auténtica leyenda futbolística que pasó por grandes clubes como Liverpool o Real Madrid. Coronado como Balón de Oro en 2001, en los últimos días se ha ganado algunos enemigos por unas sonadas declaraciones en las que dejaba en mal lugar al Newcastle, equipo por el que pasó tras su temporada en el equipo español. Ahora, ha hablado de uno de los temas que pocas veces ha tratado: la rara enfermedad que padece su hijo James que le impedirá seguir los pasos de su padre y poder llegar a ser futbolista.

Tal y como ha revelado en una entrevista para el Times, su hijo de 13 años padece una extraña afección ocular. "Nunca he dicho esto. No quiero un gran titular", comenta. "Clínicamente es ciego. Tiene la enfermedad de Stargardt, una degeneración de su retina" que afecta a una de cada 10.000 personas, habitualmente jóvenes menores de 20 años. "Solía ir a verlo y analizaba y corregía su posición", detalla Owen de forma emotiva.

Ver esta publicación en Instagram

Happy Birthday son. #teenager

Una publicación compartida de Michael Owen (@themichaelowen) el

"No puede ver la pelota hasta que no está a cinco metros de distancia. Por mucho que un padre quiera que su hijo juegue, es casi un alivio para mí. Todos siempre me preguntan: '¿Va a ser futbolista?' Y luego me paro al lado del campo y escucho: 'No es tan bueno como su padre'", relata. Y es que crecer bajo la exigencia de un nombre como el de Owen puede deparar en un sentimiento de fracaso por las altas expectativas que se generan.

Owen supo muy pronto que sería futbolista

En la misma entrevista reveló algunos detalles de su juventud y de cuándo supo que se convertiría en futbolista. "Sabía cuando tenía siete años que quería ser futbolista. Y estaba tan por delante de todos a los ocho, nueve y diez años que supe que iba a convertirme en futbolista", añadió. "Iba a la escuela y sabía que podía regatear a todos los demás. Si jugábamos en el recreo, cuando tenía doce o trece años no quería ni intentarlo por la vergüenza de ser mucho mejor que todos ellos", añadió.

El delantero no quedaba con Beckham en Madrid

Durante su etapa como futbolista del Real Madrid, Michael Owen no solía quedar con su compañero David Beckham por el alto tren de vida que llevaba con Victoria. "A mí no me gustaba ir a la moda ni juntarme con gente de la alta sociedad. David y Victoria eran superestrellas que operaban desde la estratosfera, un lugar completamente distinto del mío socialmente hablando. Nunca tuve la impresión de formar parte del círculo íntimo de amigos de David", confesó.