OTRO JALEO MÁS

Wayne Rooney vuelve a jugar con fuego y es fotografiado con otra mujer

El futbolista, famoso por sus excesos y casado desde hace una década, ha sido captado en un hotel con una desconocida tras una noche de juerga.

Wayne Rooney vuelve a jugar con fuego y es fotografiado con otra mujer

Wayne Rooney está exprimiendo al máximo el poco tiempo que le queda al otro lado del océano, donde encara sus últimos meses vistiendo la camiseta del DC United antes de volver a Inglaterra. A principios de agosto se confirmaba que el delantero pasaría a incorporarse al cuerpo técnico del Derby County a partir deL año que viene, pero de momento, el jugador continúa con sus compromisos profesionales en Norteamérica.

Ver esta publicación en Instagram

‪Delighted to announce I’ll be joining @dcfcofficial as player coach in January 🙂 #WR32‬

Una publicación compartida de Wayne Rooney (@waynerooney) el

Y parece que las últimas imágenes que se han captado del futbolista no van a hacer sino agrandar los numerosos escándalos que han perseguido siempre su trayectoria. Y es que han salido a luz unas imágenes que sugieren que Rooney, cuyos sonados problemas con el alcohol, la fiesta y los rumores de infidelidad (prostitutas incluidas) le han dado ya muchos disgustos en el pasado, ha vuelto a hacer de las suyas.

El DC United viajó a Vancouver el pasado fin de semana para disputar un partido contra los Whitecaps, y pese a la derrota, varios de los jugadores decidieron salir por la noche a divertirse. Según ha informado el medio The Sun, Rooney y sus compañeros fueron vistos de juerga en dos clubs nocturnos distintos de la ciudad canadiense. En el primero de ellos, el Twelve West, el británico consumió varias copas de ron y estuvo hablando de forma muy íntima con una joven veinteañera.

Más tarde, Rooney abandonó el club en una limusina en compañía de su compañero de equipo Frédéric Brillant y otras tres mujeres, y se dirigieron a continuar la velada en el club Pierre, uno de los más exclusivos de la ciudad. Posteriormente, según The Sun, continuaron la parranda en el apartamento de un barman, y el delantero inglés llegó finalmente de regreso a su hotel en torno a las 05:30 de la madrugada, donde fue fotografiado metiéndose en el ascensor con una mujer desconocida.

Rooney lleva casado desde hace una década con la que ha sido su novia de toda la vida, Coleen, que se ha mantenido a su lado pese a sus muchas controversias y episodios problemáticos, ultimátum de por medio. La esposa del jugador, que le acompañó durante la primera parte de su aventura en la MLS, regresó a Inglaterra hace poco junto a los cuatro hijos de la pareja. Allí esperan la vuelta del futbolista en enero, cuando llegue para incorporarse a su nuevo puesto de trabajo en el Derby.