'VEN A CENAR CONMIGO'

Rosa López se sincera de nuevo sobre amor y sexo: "Soy una fiera en la cama"

La exganadora de OT1 continúa con sus explosivas declaraciones en el nuevo episodio del programa culinario, en el que le tocó hacer de anfitriona.

Rosa López se sincera de nuevo sobre amor y sexo: "Soy una fiera en la cama"

Desde que se estrenara la nueva temporada de 'Ven a cenar conmigo. Gourmet Edition', que pone a los famosos tras los fogones de sus propias casas, la cantante Rosa López se está erigiendo como clara protagonista del show de Cuatro. Ayer por la noche se emitió una nueva entrega del programa, y la extriunfita, encargada esta vez de hacer salivar los paladares de sus compañeros Raquel Mosquera, Aless Gibaja, Laura Matamoros y Francisco, no dudó en volver a abrir su corazón durante la cena, a la que bautizó precisamente como "La fiesta del amor".

 Y es que, como ya hiciera en el capítulo anterior, la granadina no ha tenido reparos en compartir algunos de sus sentimientos más íntimos relativos al amor y los secretos de la cama. En primer lugar, Rosa confesó que en lo que a relaciones se refiere, hay una en su currículum que sobresale por encima de las demás: "Me he enamorado locamente, y solamente una vez. Si no hay amor ni te cuidan, ni cuidas". La artista ha admitido que le encantaría volver a tener un romance de "verdad" y que "es muy fiera en la cama, pero no me acuerdo de la última vez que lo hice".

Eso sí, Rosa también ha querido dejar claro que pese a sus dotes amatorias, ella también busca una conexión más elevada, que vaya por encima de lo carnal: "Me gustaría agarrarme a algo más que una parte baja". Por otra parte, la cantante tampoco ha tenido apuros a la hora de admitir que su vida sexual empezó ya pasada la adolescencia, porque perdió su virginidad "a los 21 años, toda España lo sabe", algo que suscitó la empatía de los comensales (aunque también es cierto que, en paralelo a la charla, el menú vegano preparado por la andaluza no consiguió triunfar demasiado entre sus invitados).

Anécdotas de OT y el precio de la fama

Era predecible que el paso de la cantante por la que fuera la primera y más exitosa edición de Operación Triunfo, que desató un fenómeno sin igual en nuestro país y terminó por convertirla a ella en 'Rosa de España', iba a volver a asomar durante el transcurso de la cena. Rosa aseguró que sigue llevándose muy bien con sus excompañeros del talent show, pero que la celebridad tiene sus trampas, y la desmesurada atención pública "hace que los cables se crucen". Pese a ello, echando la mirada atrás, la granadina afirma que el 'boom' posterior a OT fue "increíble".

Sus invitados quisieron saber si durante aquella mítica edición hubo 'edredoning' entre alguno de los concursantes, a lo que Rosa repuso que según ella tenía constancia, no. Pero lo que sí detalló fue una anécdota, tan vergonzosa como divertida, que compartió por entonces con David Bustamante. Y es que una noche, de madrugada, bajó a los baños de la Academia a hacer pis y contra todo pronóstico dadas las horas tardías, se encontró allí con el cántabro: "me vio el potorrín", confesó, "y en aquella época yo no sabía lo que era una depilación”.