Tensión

La venganza de Irina Shayk que Bradley Cooper ya sufrió en el pasado

La relación entre la pareja vivió momentos tensos hasta su ruptura hace unas semanas y se aproximan enfrentamientos peores en el futuro.

La venganza de Irina Shayk que Bradley Cooper ya sufrió en el pasado
MARK RALSTON AFP

Bradley Cooper e Irina Shayk continúan sumando capítulos en una relación que comenzó a truncarse hace unos meses y que terminó a principios del pasado mes de junio. Los rumores sobre una posible infidelidad con Lady Gaga se han disipado, a pesar de que algunos medios aseguraron que ya vivían juntos y que incluso la cantante y actriz estaría embarazada. Sin embargo, tiempo después fue cazada besando a otro hombre mientras recibía insultos en ruso por parte de los seguidores de la modelo rusa, soportando una presión sin que su romance se hubiera confirmado siquiera.

Pero el acercamiento entre Bradley e Irina al fin llegó por el bien de la hija que tienen en común, Lea de Seine. Para que la pequeña pudiera ver a su padre y la rusa consiguiera cumplir con sus compromisos profesionales acordaron la custodia compartida en Nueva York, ciudad a la que enseguida se mudó tras poner fin a su historia de amor con el actor.

Ver esta publicación en Instagram

🖤🦓 #IrinaByTheKooples @thekooples

Una publicación compartida de irinashayk (@irinashayk) el

La calma que parecía haber llegado a su tormentosa relación tan solo anticipó la tempestad, y es que Irina Shayk estaría preparando su venganza con la publicación de un libro, tal y como reveló Radar Online. "Hay mucho que decir de su relación con Bradley, le ha hecho tanto daño que ella tiene la revancha en mente", explicó el medio citando a una fuente del entorno de la modelo. "Irina no ha sido capaz de confiar en Bradley", añadió en referencia a los rumores que han circulado sobre Cooper y Gaga desde que actuaran juntos en 'Ha nacido una estrella'.

"Al principio pensó que sería cursi, pero se ha dado cuenta de que vale la pena y, por qué no, obtener un pequeño beneficio al mismo tiempo. Bradley ha escuchado que ella está trabajando en algo y quiere impedirlo. Sabe que lo pondrá como el compañero horrible y obsesionado con el trabajo que es. No va a ser bueno para su reputación de 'chico bueno'", destacó la misma fuente explicando los motivos de la rusa para llevar a cabo esta tarea.

De darse finalmente la publicación, Cooper se enfrentaría otra vez a los fantasmas del pasado, puesto que ya tuvo que lidiar con esta particular vendetta con su exmujer Jennifer Esposito. Aunque tan solo estuvieron casados cuatro meses en 2007, la actriz dejó varias declaraciones que dejaban en mal lugar al actor a través de su biografía en el año 2014. En su libro le describe como "divertido, chulo, arrogante y un maestro de la manipulación", pero además aseguraba que "no le encontraba necesariamente atractivo", de tener "un lado frío y malvado" y de ser egoísta y pensar únicamente en "lo que él necesitaba".