Tenis

Roger Federer gana 77 millones de euros al año por publicidad: así son sus patrocinios

El tenista suizo continúa ganando a sus 38 años y algunas de las marcas más importantes lo saben, siendo la más importante la que le viste: Uniqlo.

Roger Federer gana 77 millones de euros al año por publicidad: así son sus patrocinios
MATTHEW STOCKMAN AFP

Hace apenas unos días, Roger Federer celebró su 38º cumpleaños y por el momento no se puede augurar cuándo llegará el final de su exitosa carrera. El tenista es el jugador con más títulos de Grand Slam de la historia, a pesar de que en la reciente final de Wimbledon acabó de derrotado en un partido para la historia ante Novak Djokovic. Las marcas más importantes han visto en el suizo una herramienta clave para dar a conocer sus productos y le han obsequiado con grandes sumas de dinero para que llevara sus logos a todas las partes del mundo.

De acuerdo con los datos que aporta la revista Forbes basándose en las cifras de los doce meses anteriores al 1 de junio de 2019, Federer continúa ganando 86 millones de dólares cada año tan solo por ingresos publicitarios, lo que al cambio de divisa actual se traduce en 77 millones de euros. A lo largo de su trayectoria ha utilizado prendas de Nike para aumentar la elegancia que siempre le ha caracterizado en la pista, por eso sorprendió tanto cuando hace unos meses anunció que a partir de ese momento lo haría vestido de Uniqlo.

Ver esta publicación en Instagram

📍Clay Court Swing 😉🚨 #timetogrind

Una publicación compartida de Roger Federer (@rogerfederer) el

El portal Money Control desglosó cada uno de los patrocinadores que utilizan la imagen de Roger Federer para promocionar sus creaciones. En ese aspecto, la firma japonesa que viste al suizo lo hace a cambio de 30 millones de dólares anuales con una permanencia de diez años, según su información. Con este acuerdo, Federer vio triplicadas las ganancias que percibía con Nike, una empresa con la que no terminó demasiado contento después de más de dos décadas juntos por las iniciales RF cuyos derechos quiere recuperar. "El logo se queda de momento con ellos, pero espero que más pronto que tarde pueda volver conmigo. Espero que Nike ayude en el proceso. Son mis iniciales y a corto plazo las recuperaré", afirmó en junio de 2018.

Otra firma que le reporta grandes ingresos es Rolex, a quien está unido desde 2003. La compañía de relojes tiene una consolidada presencia en el panorama tenístico y le da 8 millones de dólares cada año gracias a una brillante trayectoria que ha expandido todavía más este deporte. En la mano derecha del deportista, desde que se convirtió en profesional allá por 1998, ha sujetado una raqueta de la marca Wilson, que le brinda 350.000 dólares cada año y que le ha permitido diseñar su propio modelo con su firma.

Por otro lado, y dejando de lado el atuendo con el que compite, Federer tiene un suculento acuerdo con Mercedes-Benz por el que recibirá 5 millones de dólares anuales hasta 2027 y además un coche nuevo cada seis meses. La exclusividad y el lujo continúan de la mano de Moet & Chandon, la firma de champán que le ofrece a Roger 6 millones cada año y de la que es embajador desde 2012. El suizo este mismo año extendió el contrato sumando 2 millones anuales al montante final.

Ver esta publicación en Instagram

Thank you, Zambia for all your hospitality and kindness 🇿🇲!🙌👊🏻👋 #educationempowers

Una publicación compartida de Roger Federer (@rogerfederer) el

Las empresas suizas tampoco han querido perder la oportunidad de que el jugador más conocido del país pueda ser su imagen. Los chocolates Lindt le acompañan desde 2009 a cambio de 4 millones de euros y el contrato expira en 2022. También en 2009 firmó con el banco Credit Swiss por 2 millones anuales, aunque también le ayuda en su fundación ayudando a niños en África. En su país también mantiene un vínculo con la empresa de telecomunicaciones Sunrise por 7 millones.

Por último, el tenista acordó en 2017 una asociación empresarial con la marca de pasta Barilla por 8,1 millones de dólares al año hasta 2022, además de otra con la compañía NetJets por 6 millones anuales, lo que le permite desplazarse a los diferentes torneos a bordo de majestuosos aparatos de una firma de la que es embajador. En esos viajes lo hace junto a sus maletas de la marca Rimowa.