SUPERVIVIENTES 2019

"Movida gorda" en la final de 'Supervivientes': la Policía se presentó en Mediaset

El colaborador Kiko Hernández ha contado que unos amigos de Omar Montes, presos de la euforia, acabaron por protagonizar una trifulca en los estudios.

"Movida gorda" en la final de 'Supervivientes': la Policía se presentó en Mediaset

El viernes de madrugada, Omar Montes se convertía en el ganador de la última edición de 'Supervivientes', que ha conseguido romper todos los récords y se ha convertido en uno de los fenómenos televisivos del año. Con un 40.6 % de cuota de pantalla, el programa en directo que emitió Mediaset en el que terminó por desvelarse qué concursante se hacía con el botín de 200.000 euros estuvo lleno de momentazos, pero ayer por la noche se supo que también se dio tras las cámaras una situación mucho más tensa que pudo haber acabado considerablemente mal.

Ver esta publicación en Instagram

GRACIAS FAMILIA SIN VOSOTROS ESTO NO SERIA POSIBLE ❤❤❤ LOS FLACOS CON LOS FLACOS, LOS ILUMINATI ❤😈

Una publicación compartida de  OMAR MONTES (@omarmontesofficial) el

El encargado de relatar el episodio fue Kiko Hernández en 'Sálvame', que con expresión muy grave, avisó que lo que se disponía a narrar era algo que "no ha ocurrido nunca en un reality aquí en Mediaset". Y es que al parecer, después de que se anunciara a Montes como ganador, los amigos del madrileño llevaron su entusiasmo por el triunfo hasta un punto en el que tuvo que intervenir la seguridad permanente así como, al final, la propia Policía Nacional.

Hernández se ha apoyado en imágenes emitidas de la propia final, en la que se recoge el momento en el que los colegas del de Carabanchel le abrazan, jalean y mantean con mucha efusividad. Y ciertamente, en el vídeo se puede ver cómo en cierto momento intervienen varios regidores del programa para tratar de frenar la tunda e incluso para evacuar a varios de los otros exconcursantes que se encontraban en medio del mogollón. "Ayer cunde el pánico en el plató de 'Supervivientes'", aseguró Hernández, que se mostró muy disgustado a la hora de relatar lo sucedido.

En su reconstrucción de los hechos, el colaborador de 'Sálvame' ha asegurado que los amigos de Montes, que se encontraban en una tarima elevada del público, saltaron desde una altura de varios metros, incumpliendo el protocolo de seguridad. Además, el suelo en el que aterrizaron está hecho de cristal, lo que provocó que uno "se destrozara la mano". La situación se desmadró tanto que el personal de seguridad interna de la cadena tuvo que entrar y llevárseles fuera de plató. "Hay gente mayor en el público", ha detallado Hernández, procurando ilustrar el temor que se vivió en el momento.

La "movida gorda", no obstante, se dio después, cuando los amigos de Montes, ya sacados de plató, comenzaron a mostrar una actitud desafiante: "No me toques, no me chilles", espetaron a los guardias. Y ante el miedo a que todo se fuera de las manos, se acabó avisando a la Policía Nacional, que se personó en los estudios con tres coches para tratar de disipar el revuelo. Lo que no se sabe con exactitud, según ha contado Hernández, es si los agentes identificaron o no a los amigos de Montes, o si se les llevaron o les dejaron marchar libremente.

El resto de colaboradores de 'Sálvame' ha mostrado su sorpresa ante lo sucedido, pues muchos de los que estuvieron en los estudios durante la final ni siquiera se habían enterado del jaleo porque fueron evacuados también, como ha confesado Anabel Pantoja. "Me parece una vergüenza que se estropee una final así", manifestó en cierto momento Hernández, cuyo enfado a la hora de narrar el episodio era más que evidente.

Por otro lado, los amigos de Omar han negado que la cosa se pusiera tan grave: "El fallo fue nuestro que hicimos las cosas mal, no hace falta que lleguemos a eso porque no hemos hecho daño a nadie, solo queríamos disfrutar del momento. Pedimos disculpas", manifestaron en una conexión en directo con 'Sálvame' desde Carabanchel.