ECLIPSE LUNAR

Qué debes saber sobre el eclipse lunar parcial de 2019

El segundo y último eclipse lunar del año 2019 comenzará este martes a las 22:01 hora española y se podrá ver en cuatro de los cinco continentes

Eclipse de luna parcial 16 de julio 2019

El 16 de julio se producirá el segundo y último eclipse lunar del año 2019. El primero fue el 21 de enero y se trató de un eclipse lunar total que tuvo lugar a lo largo de la madrugada en España y durante la tarde en el continente americano. Con el eclipse se podrán disfrutar de las peculiares imágenes de la luna oscureciendo y prolongándose durante horas.

El eclipse lunar, a diferencia del solar, puede verse desde cualquier parte del mundo que tenga el satélite sobre su horizonte a la hora del mismo. Esto sucederá el 16 de julio en Europa, África, Asia, Australia y Sudamérica. Será visible en casi todo el mundo. En España, el eclipse comenzará a las 22:00h y se extenderá durante prácticamente tres horas. A las 23:30h, aproximadamente, se producirá el punto de máximo oscurecimiento de la luna y finalizará a las 00:59h. Se puede ver de forma directa o en telescopios, desde donde se podrá observar el avance de la sombra tapando a la Luna.

En España, el eclipse se podrá ver desde cualquier punto, incluyendo las Islas Baleares y Canarias. Sin embargo, en los países latinoamericanos será más complicado, ya que el comienzo del eclipse parcial lunar tendrá lugar antes de que la Luna aparezca por el horizonte del cielo americano.

¿Qué es un eclipse lunar?

Un eclipse lunar es el fenómeno que se produce cuando la Tierra se interpone entre el Sol y la Luna, de manera que genera un cono de sombra que oscurece a la Luna. La sombra que se genera se proyecta de tal manera que tapa al satélite. Para que se produzca el eclipse es necesario que los tres cuerpos estén alineados y que la Luna se encuentre en fase de luna llena. La palabra eclipse proviene del griego "ékleipsis", que significa la "desaparición" o "abandono". En este caso señala la "desaparición" de la Luna en el cielo.

En este evento astronómico, la luz que emite el Sol queda bloqueada por la Tierra y la Luna se sitúa oscurecida por la sombra de la Tierra. En este caso, al ser el eclipse parcial, se oscurece parcialmente. Siguiendo esta teoría, los eclipses lunares deberían darse una vez por mes, pero la órbita de la Luna está muchas veces ligeramente inclinada y no siempre coinciden los tres astros en el mismo plano.

Así será el eclipse parcial de luna

Así será el eclipse parcial de luna

¿Qué es un eclipse parcial de Luna?

Un eclipse lunar parcial se produce cuando la Luna atraviesa la zona de sombra que genera el planeta Tierra pero no lo hace de manera completa. Es por ello por lo que solo se puede ver una zona oscura y otra iluminada, como si le hubieran dado un mordisco. Solo una parte del satélite entra en la umbra entre la Tierra y el Sol.

Este tipo de eclipses son los más frecuentes y suceden, habitualmente, 1-2 veces cada tres años. En ocasiones, afirman los expertos, corremos el riesgo de confundir un eclipse parcial con uno penumbral. Ninguno de ellos presenta una gran definición debido a la presencia de la atmósfera, pero el parcial se puede observar mucho mejor.

Otros tipos de eclipses lunares

Según el nivel de ocultación de la Luna y su posición con respecto a la Tierra y al Sol, distinguimos dos tipos de eclipses lunares más. El más llamativo y, a su vez, menos común es el eclipse total de luna. Este tipo de evento astronómico se produce cuando la Luna se introduce por completo en la figura de sombra que crea la Tierra. Durante esa fase de totalidad, la Luna deja de recibir la luz directa del Sol. El gran fenómeno es que la Luna no desaparece y sigue siendo visible, creándose un tono rojizo en el satélite. Es el más llamativo.

El otro tipo de eclipse lunar es el penumbral. Son los más difíciles de observar y los más comunes. La Luna se introduce en la zona, llamada de penumbra, que genera la Tierra. En esta zona, tan solo una parte muy pequeña de los rayos del Sol son bloqueados por la Tierra. Es lo que hace que durante este tipo de eclipse la Luna no oscurezca demasiado y su visibilidad se limite a los equipos profesionales de medición. Son muy difíciles de observar por la vista humana.

Instituto Geográfico Nacional

Instituto Geográfico Nacional

También se podrán observar Júpiter y Saturno

Durante el eclipse parcial lunar del martes 16 también se podrán ver los planetas de Júpiter y Saturno por inverosímil que suene. Saturno será visible durante toda la noche, ya que alcanzó hace pocos días la oposición. Este fenómeno se produce cuando un planeta está a la mínima distancia de la Tierra y se encuentra opuesto al Sol. La Luna y los planetas externos a la órbita terrestre (Júpiter, Saturno, Urano y Neptuno) son los únicos cuerpos que pueden estar en estado de oposición.

Júpiter, igual que Saturno, también será visible casi toda la noche aunque alcanzó la oposición hace casi un mes. Los afortunados que puedan observar el eclipse con un telescopio tendrán la posibilidad de observar los satélites más grandes del planeta. Será un gran acontecimiento.

¿Cómo fotografiar un eclipse lunar?

Un eclipse de Luna es un fenómeno espectacular y fotografiarlo puede estar al alcance de casi cualquier persona, pero el contraste de la luz de la Luna sobre el cielo y el pequeño tamaño del satélite en comparación con la inmensidad del cielo lo hacen algo más difícil.

A diferencia de los eclipses solares, donde la protección es obligada, para fotografiar un eclipse lunar solo hará falta un aparato capaz de capturar imágenes. Al hablar de fotografías realizadas por la noche, es recomendable usar el trípode para garantizar la estabilidad. Además de ello, será importante para para conseguir la mayor nitidez posible en la fotografía.

Otro de los consejos es disparar sin miedo y realizar varias ráfagas de fotografías. Hacer varias fotos es la mejor manera de subir las probabilidades de éxito. Asimismo, también es recomendable usar varias series de disparos con diferentes parámetros. Esos son solo algunos de los muchos consejos que hay para realizar fotos durante un eclipse lunar.

Riesgos del eclipse lunar

Vivir un eclipse lunar es una oportunidad única y, a diferencia de los eclipses solares, no tiene ningún riesgo ocular ni de ningún otro tipo. No se necesita protección alguna y no causa daños.

En los eclipses solares es de obligado cumplimiento el uso de protección (gafas en su mayoría) para evitar daños graves en los ojos. El eclipse lunar puede ser observado de manera directa, ya que la radiación que genera y emite es muy baja e inofensiva totalmente para los ojos.