EEUU

Encuentran muerto al famoso youtuber de videojuegos Etika, de 29 años

El joven, que había compartido en el pasado con sus seguidores sus problemas personales, así como tendencias suicidas, llevaba desaparecido seis días.

Encuentran muerto al famoso youtuber de videojuegos Etika, de 29 años

El Departamento de Policía de Nueva York ha informado esta tarde de que ha aparecido el cuerpo sin vida del popular youtuber norteamericano Daniel Desmond Amofah, más conocido como Etika. El joven llevaba desaparecido desde la semana pasada y estaba siendo buscado desde hace cinco días. La noche del sábado, según informó 'The New York Post', los agentes encontraron sus pertenencias personales en el puente de Manhattan, pero no ha sido hasta hoy cuando se ha sabido de su muerte.

Todavía no se conocen muchos detalles sobre su defunción. El 19 de junio fue la última vez que se le escuchó a través de una llamada telefónica, como informó la policía en el tuit en el que anunciaban su búsqueda y solicitaban cualquier información que pudiera resultar útil para dar con su paradero. Ese mismo miércoles 19, el joven subió a Youtube un último vídeo de ocho minutos llamado 'I´m sorry' ('Lo siento'), en el que aparecía caminando por las calles de Manhattan mientras pronunciaba unas palabras que desataron enseguida la preocupación de la comunidad virtual.

"Fue una vida divertida. Pasé grandes momentos. Fue grandioso. Pero que sea tan corta, esto es una mierda" comentó Etika en el vídeo, en el que también confesó que creía padecer una enfermedad mental y pidió disculpas por su proclividad al aislamiento. El youtuber también aseguraba que las redes sociales le habían "consumido". Al poco de publicar el vídeo, este fue retirado por violar las reglas de la plataforma, pero volvió a ser colgado más tarde por diferentes usuarios.

Etika era muy querido en el ámbito gamer de Internet y en plataformas de vídeos como Twitch. A través de su canal de Youtube compartía desde sus propias partidas streaming a análisis de videojuegos o reacciones, y cosechaba 800.000 suscriptores, además de 321.000 seguidores en Twitter y 252.000 en Instagram.

Sus luchas en el ámbito de la salud mental y sus discursos depresivos eran conocidos por sus followers pues se había mostrado abierto a la hora de hablar de sus problemas personales en sus vídeos. Pero su actitud se había agravado considerablemente en el último año. Hace solo unos meses publicó en Reddit un post en el que aseguraba que "había llegado la hora de morir". Y el pasado abril tuvo un conflicto con la policía de Nueva York, que manifestó que el joven estaba "amenazando con suicidarse" en su apartamento.