POLÉMICAS DECLARACIONES

Judi Dench defiende "el talento" de Harvey Weinstein y Kevin Spacey

La veterana actriz británica ha manifestado en una entrevista que considera que el arte y la conducta individual de los creadores no deberían mezclarse.

Judi Dench defiende "el talento" de Harvey Weinstein y Kevin Spacey

Hace poco más de un año y medio, Hollywood vivió un escándalo sin precedentes en su tumultuosa historia cuando los diarios 'The New York Times' y 'The New Yorker' publicaron una serie de reportajes en los que se revelaba, a través del testimonio de las víctimas, los múltiples abusos sexuales y violaciones cometidos durante décadas por uno de los más grandes magnates de la industria cinematográfica, Harvey Weinstein. Por otro lado, y menos de un mes más tarde de que se destapara ese caso, un exactor infantil denunció haber sido acosado sexualmente por el actor Kevin Spacey en un rodaje acontecido a mediados de los 80, una acusación a la que pronto se sumaron otras.

Octubre de 2017 fue el momento que marcaría un punto de inflexión sociológico de enorme relevancia en la Meca del Cine, impulsando el movimiento global del #Metoo y generando una oleada de reacciones de denuncia y condena públicas hacia cualquier conducta inapropiada perpetrada contra las mujeres en el sector audiovisual más poderoso del planeta. Desde entonces, tanto Weinstein como Spacey, que siguen envueltos en sus respectivos procesos judiciales, han sido desterrados totalmente de la industria en la que tanto prestigio llegaron a cosechar.

La actriz Judi Dench.

Muchas han sido las estrellas famosas que han comunicado su horror ante los hechos cometidos por el magnate y el actor, y Judi Dench, intérprete que conoce bien a ambos, también reprobó en su día los comportamientos de los dos. Sin embargo, en una entrevista concedida a la revista inglesa 'Radio Times', la experimentada actriz británica ha querido puntualizar varias cosas al respecto. La primera de ellas siendo la necesidad, en su opinión, de separar la obra del currículum moral o amoral de los artistas.

"¿Vamos a negar los diez años en el Old Vic y todo lo que ha hecho, cuán maravilloso ha sido en todas esas películas?" se preguntó la intérprete, haciendo referencia a la labor como director artístico de Spacey al frente del mítico teatro británico y a su extensa filmografía, que le granjeó dos Óscar y la reputación de actor de talento incorruptible. "¿Y vamos a dejar de ver todas esas películas que Harvey ha producido?", reflexionó Dench, señalando la enorme influencia en el cine moderno del productor, que ha sido responsable de incontables películas oscarizadas y siempre apostó por un cine el que predominara la calidad.

El productor Harvey Weintein.

"No puedes negar el talento de alguien", añadió Dench, que quiso aludir para reforzar su punto de vista a varias figuras históricas de elevado pedigrí artístico que también estuvieron envueltos en conductas criminales, como el pintor Caravaggio. La actriz calificó el dilema de "laberinto moral" y se mostró preocupada porque a Spacey se le pueda hacer desaparecer de la gran pantalla (hay que recordar que, tras las acusaciones sexuales, el director Ridley Scott optó por volver a rodar todo el metraje de su última película con el actor sustituyéndole por Cristopher Plummer). "¿Qué agonía es esa?", se interrogó también Dench.

Judi Dench con Kevin Spacey.

La veterana intérprete tenía una relación cercana tanto con Weinstein como con Spacey. Al primero ha declarado deberle su carrera en Hollywood, y del segundo también ha confesado en el pasado guardarle gratitud por el apoyo que le mostró durante la filmación de la película 'Atando cabos' en el año 2001, que tuvo lugar poco después de que falleciera el marido de la intérprete, Michael Williams.