BODA RAMOS-RUBIO

Victoria Beckham no cumplió con la prohibición del móvil en la boda de Ramos

La diseñadora, que ya fue protagonista antes de la ceremonia por romper el dresscode, usó su teléfono desde la fiesta, algo vetado por los novios.

Victoria Beckham no cumplió con la prohibición del móvil en la boda de Ramos

La boda de Sergio Ramos y Pilar Rubio, al margen de un acontecimiento mediático de dimensiones estratosféricas, permitió el regreso a nuestro país de una de las parejas más icónicas del planeta, la formada por David y Victoria Beckham. El matrimonio, que vivió en la capital varios años durante la época del exjugador en el Real Madrid de los galácticos, se convirtió, como era de esperar, en uno de los mayores imanes de interés con su mera presencia.

Pero si la asistencia del matrimonio británico al enlace ya despertó un revuelo considerable, la atención que levantó Victoria Beckham por sí misma no hizo más que amplificar el asunto. Y es que la diseñadora ha sido muy comentada por romper el protocolo, algo con lo que los invitados han sido muy cuidadosos en general, en dos frentes distintos: con su atuendo y haciendo uso del teléfono móvil.

En primer lugar, Victoria se saltó el dresscode exigido por los novios tanto para la boda como para la fiesta posterior, y en el que se pedía expresamente que las mujeres evitaran llevar los colores blanco, rojo, rosa, naranja o verde. La esposa del exfutbolista, sin embargo, no tuvo reparos a la hora de posar en su llegada a la Catedral de Sevilla con un vestido blanco crema estampado con adornos de cadenas oscuras y unos brillantes tacones color fucsia. Un look de su propia firma que la convirtió, junto a Naty Abascal, en la única de las mujeres de entre las que desfilaron antes de entrar al templo que no acató a rajatabla las normas estilísticas.

No fue ese el único desafío de la ex Spice Girl a la comentadísima lista de instrucciones enviada por Ramos y Rubio a sus invitados (y que tenía una justificación que se fue desplegando a lo largo de la velada, lo de los colores se debía a un espectáculo lumínico). Ya en la celebración posterior alojada en la finca del futbolista, Victoria compartió dos stories en Instagram, aun cuando el uso de los teléfonos móviles estaba prohibido durante la fiesta para preservar la privacidad del evento y evitar filtraciones a la prensa.

Dos fueron los vídeos compartidos en el momento por la diseñadora. En el primer de ellos, Victoria enseñaba su cambio de zapatos y enviaba besos desde Sevilla a sus seguidores. La esposa del exfutbolista sustituyó sus stilettos fucsia por otros en tonalidad naranja flúor. Y un poco más tarde, compartió también un trecho de su recorrido por el camino de neón que llevaba a la zona del banquete. Eo sí, en las imágenes, en las que suena de fondo la música del guateque, la diseñadora tan solo enfoca a sus "zapatos de fiesta", como ella misma los denominó.

En cualquier caso, Victoria se lo pasó en grande durante su fin de semana en Sevilla. Y no solo en la celebración posboda, en la que según han dicho varios medios estuvo de lo más extrovertida, sino también al día siguiente, que aprovechó para celebrar el Día del Padre en compañía del futbolista y sus hijos con un almuerzo en la ciudad hispalense, de la que se ha declarado rendida enamorada.