BODA RAMOS-RUBIO

Victoria Beckham y Naty Abascal no cumplen con el 'dresscode' pedido por los novios

La mujer de David Beckham y la exmodelo española han sido dos de las invitadas más llamativas en su llegada a la Catedral de Sevilla.

Victoria Beckham y Naty Abascal no cumplen con el 'dresscode' pedido por los novios
Daniel Gonzalez GTRES

Sergio Ramos y Pilar Rubio ya se encuentran con todos sus invitados dentro de la Catedral de Sevilla donde ya ha dado inicio la ceremonia del enlace. El 'paseíllo' previo de los invitados ha dejado varios momentos destacables, arropados por los animados gritos de la muchedumbre agolpada para ver pasar a las caras famosas.

El código de vestuario impuesto por los novios (y comunicado a todos los asistentes a las nupcias en el libro de instrucciones enviado por correo postal) ha sido respetado de forma general por todos aquellos que han recorrido los metros previos a entrar en el templo. Recordamos que se exigía que los hombres llevaran chaqué y que ellas evitaran los colores blanco, rosa, rojo, verde y naranja. Dos excepciones, sin embargo, han sido notables: la de Victoria Beckham y la de Naty Abascal.

El matrimonio formado por el exfutbolista inglés y la diseñadora era uno de los más esperados y ha sido recibido con gran entusiasmo por los curiosos. El estilismo de Victoria era además muy esperado por su estrecha relación con la moda. Y el vestido elegido ha sido uno de su propia marca, de un color blanco crema y con estampado de cadenas oscuras. El blanco era uno de los colores prohibidos, pero sí podía llevarse si venía acompañado de algún adorno, como ha sido el caso de Victoria. Como curiosidad, el vestido fue también llevado por Meghan Markle en una de sus últimas apariciones antes de dar a luz. La británica ha acompañado su atuendo de unos tacones en color rosa, otro de los tonos a evitar.

Por otro lado, la aparición inesperada de Naty Abascal también ha sido muy significativa. La exmodelo de alta costura ha vestido uno de los 'looks' que más atención han despertado: un largo vestido de satén de un brillante color fucsia, además de un enorme sombrero con tocado de flores a juego. Las pamelas y los sombreros grandes constituían otro de los 'vetos' de la lista de restricciones hechas por Rubio y Ramos. Eso sí, si bien ambas han desafiado el código, lo que sí han conseguido ha sido capturar toda la atención con sus apuestas estilísticas.