BODA

Por qué no estuvieron Cristiano y Georgina en la boda de Sergio Ramos y Pilar Rubio

El delantero luso, que ya ha dado el pistoletazo de salida a sus vacaciones, no fue invitado al enlace. Tampoco estuvieron Casillas y Carbonero, pero sí fueron invitados.

Por qué no estuvieron Cristiano y Georgina en la boda de Sergio Ramos y Pilar Rubio

La Catedral de Sevilla se ha llenado hoy con las más de 400 personas que forman la espectacular lista de invitados con la que Sergio Ramos y Pilar Rubio celebran uno de los días más mágicos de su vida. La boda del futbolista y la presentadora congregó a muchos rostros famosos, pero el que fuera uno de los compañeros del sevillano en el banquillo del Real Madrid hasta la temporada pasada, Cristiano Ronaldo, no se encontraba entre las celebridades presentes en la ceremonia al no haber sido invitado. De hecho, el portugués está disfrutando del comienzo de sus vacaciones en Grecia junto a Georgina y sus cuatro hijos.

Desde que Cristiano se fue del Real Madrid, Sergio y él no han tenido mucha relación y han tenido que priorizar hasta completar una lista de no más de 500. Organizar una boda de la envergadura de la de Ramos y Rubio conlleva, al margen de un esfuerzo de planificación titánico, también una serie de renuncias. Los novios se han labrado unas carreras profesionales largas y de gran importancia mediática, así que cuentan con relaciones y amigos en mundos tan distintos como el del fútbol, el de la televisión o el de la música. Y de cara a organizar su boda, la pareja se vio, como es lógico, obligada a fijar unos límites a la hora de gestionar el número de invitaciones a mandar. Límite que al final quedó establecido entre unas 400 y 500 personas. Y Cristiano no entraba dentro de sus planes.

La plantilla actual del Real Madrid y nombres claves del club blanco como Florentino Pérez, sí han asistido a la gran cita, a la que también han acudido antiguos compañeros de Ramos en el equipo, como es el caso de Roberto Carlos o Beckham, verdaderas leyendas merengues con las que el actual capitán ha seguido conservando la amistad con el paso del tiempo. Pero hay que recordar que Ramos llegó al Real Madrid en el año 2005 (precisamente hacia el final de la época de los galácticos), y tras catorce temporadas vistiendo la camiseta blanca, muchos han sido los jugadores con los que ha compartido vestuario.

Así que mientras los novios se dieron el sí quiero en la capital andaluza, Cristiano continuaba disfrutando de las merecidas vacaciones a las que dio comienzo hace solo unos días junto a Georgina Rodríguez y sus cuatro hijos. La novia del crack de la Juve ya compartió el pasado miércoles en Instagram un entrañable retrato familiar subidos a bordo del jet con el que viajaron hasta el destino elegido para desconectar y poder aprovechar del buen tiempo estival en compañía: la paradisíaca costa griega.

Ver esta publicación en Instagram

💖✈️ ¡Buen día con amor!

Una publicación compartida de Georgina Rodríguez (@georginagio) el

Casillas y Carbonero tampoco asistieron a la boda

El caso de Iker Casillas y Sara Carbonero es diferente. Por supuesto que estaban invitados y son amigos de la pareja, pero la delicada situación personal en la que se encuentran  ha impedido que ambos acudan a la ceremonia o la fiesta posterior. Iker Casillas está en Oporto. Estos días tenía revisión médica por parte de los cardiólogos y la periodista está siguiendo un tratamiento en la Clínica Ruber Internacional tras ser sometida a una operación por un tumor maligno de ovario el pasado mayo. Así que estos días, el portero y la periodista permanecerán tranquilos en Oporto.