Romance

Destapan el escándalo sexual entre O. J. Simpson y Kris Jenner: acabó en el hospital

Destapan el escándalo sexual entre O. J. Simpson y Kris Jenner: acabó en el hospital

El 'New York Post' ha tenido acceso a unas grabaciones en las que se afirma que el exjugador tuvo un sonado encuentro con la matriarca del clan Kardashian.

El New York Post ha tenido acceso a una serie de grabaciones que confirman el escándalo sexual entre O.J. Simpson y Kris Jenner, la matriarca del clan Kardashian. El próximo documental sobre el exjugador de la NFL titulado 'Who killed Nicole?' analiza las muertes de su esposa Nicole Brown y de Ron Goldman, unos crímenes de los que fue absuelto tras un mediático y extenso juicio que ocupó las cabeceras de los principales medios de todo el planeta. Será precisamente en esa producción donde se den todos los detalles de tan sonado encuentro.

Ha sido Norman Pardo, el que fuera representante de Simpson desde 1999 hasta 2012, el que ha realizado semejante revelación. Según su relato, el encuentro entre la pareja tuvo lugar en 1991 en un jacuzzi, cuando por entonces Kris Jenner estaba casada con Robert Kardashian, amigo y abogado del exjugador.

Una vez que Robert y Nicole Brown se fueron y dejaron solos a Simpson y Jenner, dejaron fluir su pasión y tuvieron un romance que terminó con la protagonista en el hospital. "Me puse en pie y me bajé los pantalones, se le salieron los ojos y lo hicimos hasta que la rompí", cuenta Pardo que le dijo O.J. "Eso fue lo más desordenado que posiblemente puedan tener", añadió, dejando claro además que "el incidente del jacuzzi dañó sus relaciones".

Pero por si fuera poco, Simpson se negó a llevarla al hospital después de provocarle un desgarro vaginal. "Tuvieron que llevarla al hospital a las 2 o las 3 de la mañana. Kris vino a la sala de O.J. y dijo: '¿Puedes llevarme al hospital?' Él dijo: 'No, que lo haga Rob'", cuenta el exrepresentante sobre una de las figuras más cuestionadas del deporte.

En su libro titulado 'Los secretos de mi vida', Kris Jenner describe a Simpson como "la persona más narcisista, egocéntrica y más necesitada que he visto en el mundo del deporte". El exjugador, que en poco más de un mes cumplirá 72 años, salió de la cárcel el 1 de octubre de 2017 tras cumplir el mínimo de su sentencia, nueve años, después de ser arrestado en Las Vegas en 2007 acusado de delitos como robo a mano armada, coacción o secuestro. Fue condenado a 33 años de prisión.