PROBLEMAS FAMILIARES

Carlos Baute, demandado por su propio hijo por daños morales

Carlos Baute, demandado por su propio hijo por daños morales

Instagram

José Daniel Arellán exige a su padre una compensación de 20.000 euros aduciendo los "graves problemas psíquicos" que el cantante le ha causado a lo largo de su vida.

Hace casi ya dos meses Carlos Baute volvía a la actualidad de mano de su onceavo trabajo de estudio, 'De amor y dolor'. Un disco muy especial que veía la luz tras más de cinco años de silencio por parte del venezolano, que no lanzaba álbum desde el 2013 aunque sí ha ido sacando bastantes singles y colaboraciones. Pero su regreso a la primera línea musical se puede ver empañado por un nuevo titular que poco tiene que ver con sus canciones: y es que su hijo mayor, con el que no guarda ningún tipo de relación, ha presentado una dura denuncia contra él en la que pide una indemnización de 20.000 euros.

José Daniel Arellán es fruto de una de las primeras relaciones adolescentes del artista, que le concibió cuando solo contaba con 15 años junto a una chica, madre del joven, que entonces tenía solo 13. De hecho, no se supo de su existencia hasta el 2013, cuando Baute se vio obligado a reconocer públicamente su paternidad tras un proceso legal que amenazaba con acabar en juicio. El joven, que está casado y reside actualmente en Jaén, fue criado por su abuela materna, que también corrió con toda su manutención. Y su lucha por obtener ayuda económica del cantante tiene ya años, durante los que Arellán ha sido muy explícito en sus reproches contra el intérprete.

Pero esta vez todo parece haber alcanzado un nuevo nivel. Y es que en la demanda presentada por el equipo de abogados del hijo del cantante, el daño moral aparece como la principal causa por la que se solicita a Baute semejante cantidad económica. El documento alude a "graves padecimientos psíquicos por su actitud omisiva", y también se indica que el venezolano "se negó a facilitar las pruebas de paternidad, lo que sumió al hijo en una situación de gran angustia e impotencia”.

Pero no es la conducta reacia que en su día tuvo supuestamente Baute a la hora de reconocerle la única razón que se desarrolla en la demanda, si no que en esta también se hace referencia a "varios actos de humillación e inculpación", entre los que se incluye el único encuentro en persona entre padre e hijo y durante el cual, al parecer, Arellán llegó a ser cacheado por el temor del cantante a que se pudiera grabar la cita.

Ver esta publicación en Instagram

Mi parte favorita del día. Mis amores eternos ❤️ Por los que #tesigopensando #astridklisansphotography

Una publicación compartida de Carlos Baute (@carlos_baute) el

Los abogados también aseguran que Baute llegó a contratar a un detective para que espiara los movimientos de su primogénito, y hacen alusión a la afección que ha producido al joven las muestras públicas de cariño en las redes sociales hechas por el cantante hacia sus otros dos hijos, Markus, de dos años, y Lienne, de uno, que tiene junto a su actual esposa, la modelo Astrid Klisans. De hecho, la pareja espera para este año su tercer bebé.

La demanda cierra aludiendo al "total y absoluto desprendimiento de las obligaciones paterno-filiales que, como padre biológico determinado, le corresponden al señor Baute". Aún no se conoce cuál es la respuesta del cantante a este documento. El venezolano tiene prevista empezar la gira española de 'De amor y dolor' el 24 de mayo en la sala de La Riviera.