AMBIGUAS PALABRAS

Angelina Jolie deja la puerta abierta a meterse en política

Angelina Jolie deja la puerta abierta a meterse en política

Las declaraciones de la actriz sobre un posible cambio de carrera han coincidido con la noticia de que su hijo mayor se irá de casa para estudiar fuera.

Angelina Jolie siempre será recordada como una de las grandes estrellas del Hollywood contemporáneo, además de por su relación de amor de más de una década junto a otro de los iconos de la gran pantalla, Brad Pitt. Pero es cierto que desde hace ya varios años, la intérprete ha ido reduciendo cada vez más sus apariciones fílmicas y su presencia en los photocalls de la Meca del Cine y se ha centrado casi en exclusiva en sus labores humanitarias.

El interés de Jolie por las causas solidarias, su constante altruismo y el amplio trabajo que ha hecho sobre el terreno o en cuestión de visibilidad de mano de diversos organismos como ACNUR, son de sobras conocidos. Pero ahora la revista 'People' ha revelado que la exesposa de Pitt no descarta llevar un paso más allá su compromiso social, pues deja la puerta abierta a la opción de ocupar un cargo público en el futuro. Así contestó al medio cuando este le preguntó si se podría ver más adelante haciendo campaña para ganar unas elecciones: "Nunca digas nunca".

Sus palabras se dieron en el marco de la última aparición pública de Jolie en las Naciones Unidas, donde profirió un discurso en representación de la Iniciativa para Prevenir la Violencia Sexual en Conflictos. Jolie también puntualizó que ahora mismo está buscando "otras formas de liderazgo". Y estas, de momento, parecen acotarse a un campo más diplomático y filantrópico que político. A día de hoy, la máxima preocupación de Jolie son las legislaciones perjudiciales que aún existen en muchos países que atentan directamente contra las libertades de las mujeres.

"Si miras alrededor del mundo" explicaba la actriz, "hay demasiadas mujeres que no solo no están viendo un progreso, sino que sus derechos se les están escapando de las manos". Jolie también profundizó en la nueva propuesta en la que se haya trabajando en la actualidad, que pretende impulsar la creación de un cuerpo internacional que investigue crímenes de guerra relacionados con la violencia sexual y el género.

No obstante, aunque de momento la actriz parece tener suficiente en sus manos, no es la primera vez tampoco que insinúa que la incursión en política podría ser un camino natural para ella. El pasado diciembre, en una entrevista con BBC Radio 4, Jolie se plateaba de esta forma la cuestión: "Siempre digo que iré allá donde me necesiten. No sé si estoy cualificada para la política, pero es cierto que he bromeado con tener un cadáver en el armario, así que estoy abierta a ello. Puedo aguantar muchos golpes. Eso es bueno. Pero sinceramente, haré lo que sea que piense que puedo hacer para producir cambio".

Su hijo mayor se va de casa

Por otro lado, no hay que olvidar que aparte de sus esporádicos trabajos en Hollywood (en octubre estrenará la segunda parte de 'Maléfica') y todas sus colaboraciones con ONGs e instituciones internacionales, Jolie también ha estado ocupada en los últimos años con su tortuoso proceso de divorcio de Brad Pitt y las exigencias que se derivan de una prole numerosa como la suya.

Afortunadamente, parece que su lucha en los tribunales con su exmarido se ha templado después de que ambos llegaran a un supuesto acuerdo sobre la custodia y fueran incluso vistos juntos en una oficina de Los Ángeles. Y por otro lado, sus hijos son cada vez más mayores. De hecho, su primogénito, Maddox, abandonará el hogar familiar a partir del próximo otoño para iniciar sus estudios universitarios, posiblemente en el extranjero. "No siento nada más que orgullo", afirmó la actriz a 'People'.