NBA

Un español se juega 10 años de cárcel por una bronca en un partido de la NBA

Adrián Montero Mato está acusado de cuatro delitos en el estado de Florida, entre los que se encuentra la agresión a un agente de policía, tras asistir a un partido de Miami Heat

Adrián Montero Mato, un joven español de 23 años, podría ser condenado a 10 años de cárcel después de protagonizar una bronca durante el partido que los Miami Heat disputaron contra los Chicago Bulls hace unos días. El hombre se encontraba de vacaciones en el estado de Florida en un viaje que estaba previsto que durara hasta el domingo, pero ha sido acusado de cuatro delitos por una discusión con otros aficionados que veían el encuentro en el AmericanAirlines Arena.

Todo comenzó con una bronca del propio Adrián con un grupo de hombres que se encontraba en la fila de atrás. "¡Hijo de puta, valiente mamón de mierda!", gritaba el joven, que como dejó por escrito la propia policía minutos más tarde, desprendía olor a alcohol y tuvo un discurso bastante confuso.

Instantes después llegó un policía para intentar calmar los ánimos y solucionar el problema. Tras un corto diálogo con Adrián, en el que interviene una pareja que se encontraba en su misma fila, llega otro agente de las autoridades viendo que el joven continuaba gritando contra los hombres de atrás. Es en ese momento cuando los policías pegan un tirón sujetando los brazos de Adrián y lo levantan, dando lugar a una disputa en la que el español se negaba a ser sometido.

El forcejeo continuó por las gradas mientras la gente intentaba apartarse, siguió por los pasillos hasta que llegó, detenido, al furgón policial. La Policía del Condado de Miami le ha acusado entonces de cuatro delitos: agresión a un policía, resistencia con violencia hacia un oficial, conducta desordenada e intoxicación desordenada. Los dos primeros cargos pueden suponer cada uno una pena de cinco años de cárcel. Según informa El Mundo, en el caso de la resistencia con violencia es habitual que el agresor esté recluido entre 3 y 6 meses en una cárcel, siempre y cuando el agente no haya sido herido ni se usaran armas.

La juez ha situado la fianza en los 10.000 dólares

En la versión que ha dado la policía destacan el "aliento a alcohol y un habla arrastrada" de Adrián Montero en el momento de la intervención. Además, pretenden que se tenga en cuenta que no cooperó con las autoridades en ningún momento. "Esto es un claro ejemplo de alguien que no está cooperando con nuestros agentes. Como se ve en el vídeo, se le dan muchas oportunidades de abandonar el recinto".

"Todo el mundo se encuentra bien. Nuestros oficiales han recibido pequeñas heridas y arañazos. Como pueden ver, se trata de algo impactante que podría haber sido mucho peor", añadió el portavoz de la policía de Miami, Freddie Cruz, que aseguró además que Adrián Montero golpeó con el codo a uno de los agentes.