COMO JUGADOR

Pablo Escobar llegó a planear la muerte de Ricardo Gareca

Ricardo Gareca como seleccionador de Perú.

INSTAGRAM

El ahora seleccionador de Perú estuvo entre los objetivos del narcotraficante colombiano cuando jugaba en el América de Cali.

En los años en los que Pablo Escobar se convirtió en el mayor capo del narcotráfico mundial, el fútbol se convirtió en un arma más para los intereses de los señores de la droga. Tanto fue así que el capo de Medellín llegó a planear la muerte de Ricardo Gareca, actual seleccionador de Perú y entonces estrella del equipo rival de Escobar.

Tal y como ha contado el hombre de confianza de Escobar John Jairo Velásquez, alias Popeye, el narcotraficante colombiano tenía en su mente atentar contra el América de Cali, equipo de la ciudad del cartel rival y que en esos momentos a finales de los ochenta gozaba de una gran popularidad al pelear por la Copa Libertadores durante tres temporadas consecutivas: 1985, 1986 y 1987.

"Pablo Escobar tenía en cuenta a todos los jugadores del América de Cali, estábamos en guerra. Ricardo Gareca siempre estuvo en la mira del patrón. Sin embargo, no llegaron a él", ha relatado Popeye en una entrevista concedida al diario peruano Popular. El hombre que trabajó para Escobar ha alegado que se llegó a pensar en colocarles un coche bomba tanto a Gareca como a otros jugadores del equipo de Cali.

Esa obsesión de Escobar por el América de Cali no era por otra cosa porque bajo las sombras del equipo de los diablos se escondían los hermanos Gilberto y Miguel Rodríguez Orejuela, capos del cartel de Cali que habían intentado asesinar a Escobar y su familia en otras ocasiones. Finalmente, Gareca logró salvarse y en 1989 regresó a Argentina, país en el que jugó gran parte de su carrera, para fichar por Vélez. Acabaría retirándose en Independiente para comenzar su carrera como entrenador.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Selección Peruana - FPF (@tufpfoficial) el

0 Comentarios

Normas Mostrar