LUJOSA INVERSIÓN

Abramovich planea seguir en Londres en su nuevo ático de más de 30 millones

El magnate ruso Roman Abramovich, propietario del Chelsea. Foto Instagram @romanabramovichofficial

Foto Instagram @romanabramovichofficial

A pesar de sus problemas con el visado, el dueño del Chelsea ha contratado a un equipo para que diseñe su nueva propiedad.

El futuro del magnate ruso Roman Abramovich, propietario del Chelsea, en Inglaterra se vio peligrar hace un par de meses cuando no le renovaron su visado por las tensiones diplomáticas que surgieron entre ambas potencias por el caso del envenenamiento del exespía ruso Sergei Skripal en suelo británico. Sin embargo, el empresario obtuvo la nacionalidad israelí y según The Times, esta le permite acceder al Reino Unido siempre que lo desee y él mismo está demostrando que no tiene ninguna intención de abandonar Londres.

Después de que hace poco más de un mes el Daily Mail asegurara que había rechazado una oferta de casi 2.300 millones de euros por el Chelsea, "The Times" ha informado que Abramovich adquirió una exclusiva propiedad en la capital británica poco antes de sus problemas con el visado por 30 millones de libras, casi 34 millones de euros, y que ha contratado a un equipo de arquitectos y diseñadores para que lo diseñe a su gusto.

Esta propiedad que ha comprado Roman Abramovich es un ático triple de 560 metros cuadrados de un edificio que se está construyendo en pleno barrio de Chelsea, una de las zonas más privilegiadas de Londres y sede de su propio club, y que forma parte del complejo "Chelsea Waterfront". Este complejo es un proyecto que planea transformar la central eléctrica de Lots Road, la que fuera la estación de energía más grande del mundo que suministraba energía al metro de Londres hasta su clausura en 2002, en una lujosa zona residencial con más de 700 hogares y decenas de comercios conservando eso sí sus dos icónicas chimeneas.

El complejo no está previsto que esté terminado hasta 2021 y el ático triple que ha adquirido Roman Abramovich está situado entre los pisos 35 y 37 y es con diferencia, el más grande de todos los apartamentos. Tiene vistas panorámicas de 360 grados al río Támesis y a Stamford Bridge, el estadio del Chelsea.

Con esta inversión, el magnate ruso tampoco ha escatimado en gastos a la hora de garantizarse una plaza de garaje en su futura nueva propiedad ya que ha comprado al menos uno de los estacionamientos subterráneos que ofrecían en la venta por 85.000 libras, más de 95.500 euros.

Este nuevo ático triple será la segunda propiedad de Abramovich en Londres después de la mansión de 15 habitaciones que compró en 2011 en Kesington Palace Gardens, la calle más cara del Reino Unido, por la que se cree que pagó 90 millones de libras, más de 100 millones de euros.

0 Comentarios

Normas Mostrar