POLÉMICA

Bikini Beans Espresso, el bar acusado de machista

Esta franquicia, atendida por camareras con muy poca ropa, triunfa entre críticas por atentar contra la imagen de la mujer

Actualizado a
Las camareras de Bikini Beans Espresso

La ciudad de Washington, acostumbrada a la calma habitual de ser el centro neurálgico de la política de Estados Unidos, se ha sacudido fuertemente por la llegada de una nueva franquicia de bares.

Se llaman 'Bikini Beans Espresso', y su principal característica es que es atendido por espectaculares camareras con muy poca ropa, lo que ha hecho que se gane muchas críticas por machismo y denigrar la imagen de la mujer.

Así es Bikini Beans Espresso

En bikini, en ropa interior, o incluso simplemente tapando de la más mínima forma sus partes, las jóvenes camareras sirven copas a los clientes. Un modelo que venía de triunfar en Arizona y que ahora hace lo propio en Washington.

La franquicia es propiedad del empresario Carlie Jo, y cuenta como uno de sus grandes logros el haberse ganado la calificación de 5 estrellas en la plataforma Yelp. Obviamente, sus camareras tienen una importancia fundamental.

Con ropa sexy por obligación

Mientras el modelo empresarial y social triunfan, ya que a los clientes se suma la enorme legión de seguidores que la cadena de bares ha conseguido por ejemplo en Instagram, con 75.000 followers, las críticas arrecian.

Ante las acusaciones de machismo y denigrar a las mujeres, la empresa se defiende asegurando en su página web que "queremos empoderar a las mujeres para que se sientan bien con ellas mismas".

En la misma línea, dicen que "las mujeres de todo el mundo tienen derecho a votar, a ser homosexuales, ser líderes comunitarias exitosas y hasta postularse para presidente". Sin embargo, sus camareras son obligadas a vestir "ropa provocativa y sexy" para atender.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?