EN EXCLUSIVA

El impresionante Salto de Fe de Assassin's Creed

Presentamos un avance de la película basada en la saga de videojuegos que llegará a los cines el 23 de diciembre.

El 23 de diciembre llega a las carteleras españolas Assassin's Creed, la película que lleva a las pantallas de cine uno de los mayores fenómenos del mundo del videojuego en los útlimos años. Protagonizada por Michael Fassbender y con Marion Cotillard, Jeremy Irons o los españoles Javier Gutiérrez y Hovik Keuchkerian, el filme promete convertirse en una de las sensaciones de la gran pantalla estas navidades.

Dirigida por Justin Kurzel (Snowtown, Macbeth), Assassin's Creed: La película ha logrado atrapar la esencia que rodea a la saga creada por Ubisoft para crear un universo propio. Mientras que los videojuegos han desarrollado su acción en Damasco, Jerusalén, Florencia, Roma o Nueva York en distinas épocas clave en la historia, el filme de 20th Century Fox centra su historia en la Sevilla del siglo XV gobernada por la Santa Inquisición.

Para lograr contentar a los millones de fans de Assassin's Creed así como al nuevo público que se acercará a la saga desde los cines, Kuzel y su equipo han trabajado en desarrollar para la pantalla una de las señas de identidad del juego: el Salto de Fe. A pesar de la tecnología con la que cuenta el cine de hoy en día, el director quería reflejar del modo más veraz posible el espectacular salto en caída libre que habitualmente realiza el personaje del videojuego. Para ello arriesgaron con un salto real. Y lo consiguieron. El resultado es el avance de uno de los momentos de Assassin's Creed que puede verse en AS en exclusiva.

Para llevar a cabo la acción, el equipo de dirección decidió contar con Damien Walters, uno de los grandes especialistas del cine de acción y fan de los videojuegos de Assassin's Creed, aceptó preparar un salto al vacío de 38 metros. "Damien llevó a cabo un auténtico Salto de Fe de 38 metros desde una grúa y sin ningún cable ni cuerda elástica, simplemente una caída libre", explica Michael Fassbender sobre la técnica del especialista que le dobló en la escena de máximo riesgo. "La base de aterrizaje mide tan sólo 10 por 10 metros y, cuando estás en la plataforma, a 38 metros de altura, parece que mida como un DIN A4. Lo mejor es cuando luego te alejas y te dices a tu mismo que estás bien", describe Walters.

El Salto de Fe que Fassbender hace en la película desde la Giralda se rodó en el desierto de Almería. "La luz transformaba el entorno en un lugar espiritual. Sergio Leone había rodado sus westerns en la zona y parecía el lugar perfecto para dar el Salto de Fe", comenta Justin Kuzel. Para lograr el salto perfecto, el especialista realizó hasta ocho saltos en caída libre, comenzando desde los 12 metros y aumentando de forma progresiva hasta los 38.

"Fue un día muy emocionante y además estábamos todos con los nervios a flor de piel", comenta el director del filme, que asegura que el Salto de Fe "no se logró con alguien apretando unos botones sin correr ningún peligro". El impresionante resultado que queda reflejado en el clip podrá verse durante toda la Navidad en los cines del país.