LOVE ADVENT

Emily Ratajkowski protagoniza su baile más candente del 2016

La modelo ha grabado un candente vídeo para la revista Love en el que aparece bailando ataviada con un diminuto conjunto de lencería negro

Emily Ratajkowski protagoniza su baile más candente del 2016

La modelo Emily Ratajkowski ha dado la bienvenida a la Navidad con un sensual vídeo grabado para la revista Love. La británico estadounidense, conocida por sus sexies posados en las redes sociales aparece bailando en unas imágenes en las que deja poco o nada a la imaginación.

Con el famosos tema “Push It” de Salt-N-Pepa sonando de fondo y acompañando a la música con unos sensuales movimientos, la también actriz demuestra una vez más por qué es una de las modelos con un mayor número de seguidores.

Ataviada con dos diminutos conjuntos de lencería negra, Ratajkowski, luce un cuerpo diez que muestra orgullosa ante la cámara mientras juega con una chaqueta negra de leopardo alrededor de su cintura.

Las imágenes, que forman parte de la cuenta regresiva de la Navidad que cada año hace la famosa revista, eran publicadas por la celebrity en su cuenta de Instagram y llevan ya la friolera de más de un millón de "me gusta" y más de 4.000 comentarios de sus fans.

El vídeo de la estrella de “Gone Girl” forma parte de una producción en la que también han participado las modelos Irina Shayk, Kendall Jenner, Stella Maxwell, Ireland Baldwin, Rita Ora o Bella Hadid entre otras.

Polémicas fotografías

Emily Ratajkowski fue noticia recientemente por la venta de un libro con 71 imágenes inéditas de unos desnudos tomados cuando la modelo tenía solo 19 años. Las fotografías fueron tomadas en el año 2012 y no habían salido a la luz hasta hace unas semanas.

El autor de las instantáneas fue el fotógrafo Jonathan Leder, al que la modelo ha acusado de violar su intimidad y publicar este material sin su autorización y fueron tomadas en la Casa del Cabo de Woodstock en Nueva York, con una Polaroid.

La modelo denunció en su cuenta de Twitter que cuando tuvo lugar la sesión fotográfica no había firmado ninguna autorización y no cobró nada por ello. También quiso dejar claro que su enfado no viene provocado por lo que se muestra de su anatomía sino por el uso de su imagen y según explicaba en un tuit : “es un ejemplo exactamente de lo contrario de lo que yo represento: las mujeres escogen cuándo y cómo quieren compartir su sexualidad y sus cuerpos”.