D.E.P

Fidel Castro muere en La Habana a los 90 años

La noticia ha sido comunicada por su hermano, Raúl Castro, a través de un mensaje en la televisión

Muere Fidel Castro en La Habana a los 90 años
SILVIO RODRIGUEZ AFP

Fidel Castro, líder de la Revolución cubana, ha muerto esta noche en La Habana a los 90 años. La noticia ha sido comunicada por su hermano, Raúl Castro, a través de un mensaje en la televisión.

El mandatario anunciaba así el fallecimiento del líder histórico: "Con profundo dolor comparezco para informarle a nuestro pueblo, a los amigos de nuestra América y del mundo que hoy 25 de noviembre del 2016, a las 10.29 horas de la noche falleció el comandante en jefe de la Revolución cubana Fidel Castro Ruz".

Su renuncia en el año 2008 por diferentes problemas de salud, después de casi cinco décadas en el poder, lo habían mantenido en la sombra durante los últimos tiempos. Su última aparición fue cuando recibió al presidente de Vietnam Tran Dai Quang el pasado 15 de noviembre.

Problemas de salud

Tras sufrir un desmayo en el año 2001, durante un discurso en la ciudad de La Habana, el histórico dirigente señaló a su hermano Raúl como sucesor. Desde ese momento, su salud fue empeorando y tuvo que ser sometido a varias intervenciones.

En el año 2006, tras una operación intestinal, delegó sus responsabilidades en Raúl, aunque no renunció a sus cargos en el Gobierno y el Partido Comunista de Cuba hasta dos años después. Su retirada definitiva tuvo lugar en el 2011.

Durante los útlimos años, Fidel Castro había continuado reuniéndose con mandatarios de todo el mundo y había dado numerosos discursos en foros internacionales en contra del imperialismo americano y la economia capitalista.

Figura controvertida

De origen español, el revolucionario ha ostentado el poder de uno de los mandatos más largos de la historia. Durante más de 50 años, el líder, aplaudido por muchos sectores, ha sido también duramente criticado y acusado de violaciones de derechos humanos.

Interesado por la política desde su paso por la universidad, participó en varios intentos revolucionarios, uno de los cuales acabó pagando con 22 meses de cárcel por la toma del Cuartel de Moncada. Durante el juicio, pronunció el que sería su primer discurso: La historia me absolverá.

Tras exiliarse a tierras mexicanas, donde conoció al revolucionario argentino Ernesto "Che" Guevara, continuó con su lucha contra el gobierno cubano. Su muerte cierra un periodo de 60 años de historia ininterrumpida de régimen socialista, que comenzó con su desembarco junto a un grupo de rebeldes en Cuba en 1956. Grupo que después impulsaría la guerrilla que echó del poder a Ernesto Batista el 1 de enero de 1959.

Primeros pasos y situación actual

Tras hacerse con el control de la isla, Castro y los suyos abandonaron la idea de unas elecciones democráticas y, aunque comenzó haciéndose cargo de las Fuerzas Armadas, pronto ascendió a primer ministro colocando un presidente fiel a él.

Sus primeras medidas fueron limitar los salarios, implantar un plan público de alfabetización y otro de sanidad, expropiar tierras y nacionalizar industrias como la del azúcar, el petróleo o el tabaco. También limitó la libertad de prensa ante las primeras voces críticas contra su régimen.

Sin tituloFidel Castro y Ernesto "Che" Guevara en La Habana. Consejo de Estado del 8 de enero de 1959

Castro aceptó ayuda soviética por 100 millones de dólares y mantuvo con Estados Unidos un enfrentamiento que, aunque suavizado en los útlimos años, vivió dos grandes choques que mantuvieron al mundo alerta en los años 60: el de la Bahía de Cochinos (1961) y la crisis de los misiles (1962).

Tras la fallida invasión de la Bahía de Cochinos por parte de los americanos, Castro declaró por primera vez el carácter marxista de su revolución y Estados Unidos comenzó el embargo comercial contra Cuba vigente aún hoy.

En los años 80 la débil economia de la isla hizo que miles de cubanos tuvieran que recurrir al exilio. Con la caida del bloque soviético y los regímenes comunistas, Cuba tuvo que reorganizar su plan económico enfocándolo al turismo y comenzar a racionar el combustible y la comida.

Los primeros atisbos de cambio no llegaron hasta el año 2000 cuando el entonces presidente de Estados Unidos Bill Clinton y Castro se dieron la mano en la Cumbre del Milenio en la ONU.

Reacciones

Los partidos y líderes políticos expresaban así sus condolencias en las redes sociales tras el anuncio de la muerte de Fidel Castro: