NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA
1
2
3
Ashlyn Krueger
3
6
4
Paula Badosa
6
4
6

TENIS | WTA 1.000 DOHA

Badosa reinicia su camino contra lluvia y lesiones

La española culmina su victoria contra Krueger en un partido que el domingo se suspendió por lluvia. Tras las molestias, debut esperanzador en Doha.

Actualizado a
Badosa reinicia su camino contra lluvia y lesiones
IBRAHEEM AL OMARIREUTERS

Contra lluvia y lesiones, este lunes, Paula Badosa culminó con victoria su debut en el WTA 1.000 de Doha, que quedó en suspenso el domingo cuando la meteorología obligó a parar. Entonces, ganaba por 6-3, 4-6 y 4-2 y, al final, aunque con el enésimo break de por medio, triunfó con un 6-3, 4-6 y 6-4 en 2h29 sobre la estadounidense Ashlyn Krueger, de 19 años y 74ª del mundo. De esta forma, la española reinició su camino para asentarse definitivamente en el circuito, del que ha ido entrando y saliendo en los últimos meses castigada por los problemas físicos. Lo hizo con carácter (se mostró contrariada en varias ocasiones), potencia (la tónica dominante del partido) y resiliencia, la que tanto ha conocido. La mala fortuna, en forma de gotas de agua, volvió a hacer acto de presencia, pero la esquivó. Había dejado el trabajo a punto de caramelo, con unas sensaciones que iban a más, y lo remató sin perderse entres sus pensamientos, señalando su cabeza como símbolo de victoria.

Pese al marcador, favorable, no era sencillo. El domingo, el partido se desarrolló con muchos vaivenes. Y, este lunes, empezó de igual forma, con una rotura tempranera que esfumaba la ventaja con la que Badosa volvía a la pista (del 4-2 al 4-4). Krueger, de juego desenfadado, dio continuidad a una locura que, en los dos primeros sets, había llevado a acumular hasta nueve breaks. Con un título en su joven palmarés (en Osaka, el año pasado), la norteamericana, aficionada al dibujo y la poesía, acumuló nueve ganadores y 19 errores no forzados en la primera manga; en la segunda, que ganó, fueron siete y 17. Los balances de Paula, más controlados, marcaban una mejor dirección. En el segundo set, de hecho, la española tuvo el partido en su raqueta (tuvo tres bolas de break para ponerse con 5-4 y saque). No lo aprovechó, pero tampoco se desanimó. En ese tercer parcial que se interrumpió, con un tenis más variado frente a la potencia yanqui, parecía haber encontrado el camino. Y, rompiendo para ganar, llegó hasta el final.

Con Tsitsipas al lado

Lo necesitaba. Badosa, 79ª en el ranking, volvió al circuito en Adelaida. No jugaba desde Wimbledon, en julio, donde se retiró por una lesión en la vértebra L4 que ya había aparecido en Roma, un mes antes. En el Open de Australia, cuando parecía que dejaba atrás definitivamente los problemas, alcanzó la tercera ronda. Entonces, todo se volvió a torcer. En Tailandia, a principios de mes, se vio obligada a retirarse en octavos por unas molestias en la espalda que, aseguró, no tenían nada que ver con la anterior lesión. Después, viajó a Abu Dhabi, pero se dio de baja antes de iniciar el torneo por no estar totalmente recuperada. En Doha, acompañada de su madre y su actual pareja, el número 10 del mundo Stefanos Tsitsipas, quiere recuperar definitivamente su rutina como tenista. El siguiente paso, que eleva el nivel considerablemente, será contra la canadiense Leylah Fernandez (21 años y 19ª).

Normas