OPEN DE AUSTRALIA

"Este éxito me emociona más que algún título de Grand Slam"

Nadal, emocionado tras imponerse a Berrettini, valora el partido y el hecho de luchar por su 21º 'major', el del desempate con Djokovic y Federer.

Melbourne
0
Nadal: "No me imaginaba tener otra oportunidad en 2022"
MARTIN KEEP AFP

Rafa Nadal disputará su sexta final del Open de Australia. Su 29º pelea por el título en un Grand Slam, en la que podrá convertirse en el jugador con más 'majors' de la historia (21), rompiendo el desempate con Novak Djokovic y Roger Federer. Emocionado, a pie de pista, valoró el hecho de haber jugado con el techo del Rod Laver Arena cerrado, algo que, a priori, le perjudica y mostró su amor hacia la competición aussie, en la que ya no esperaba tener otra oportunidad de coronarse.

Rod Laver Arena cerrado: "Como todo el mundo sabe, soy más un jugador de exteriores que de interiores, pero disfruto mucho del ambiente, así que no me puedo quejar en absoluto. Sabía antes del partido que se iba a cerrar el techo, pero ¿sabes qué? Hace un mes y medio no sabía ni si iba a poder jugar al tenis, así que no importaba si era al aire libre o bajo techo hoy, solo quería disfrutarlo".

Oportunidad inesperada: "Para mí, el Open de Australia es una competición increíble. Como dije hace un par de días, a lo largo de mi carrera las lesiones me han castigado aquí, he jugado finales increíbles, contra Novak (Djokovic) en 2012 o contra Roger (Federer) en 2017, he estado muy cerca esas dos veces y me siento afortunado por ganar en 2009... pero no me imaginaba tener otra oportunidad en 2022".

Después, en rueda de prensa, y sin perder la emoción con la que venía de la cancha, Nadal compartió sus sensaciones con los periodistas españoles.

Perfil: "Lo que me he ayudado a llegar hasta aquí es, lo primero, que he podido jugar, y lo segundo, que he jugado la mayor parte del tiempo bien. El perfil con el que vengas al final no afecta a lo que pueda pasar en la pista".

Importancia en su carrera: "En general, para mí es un éxito especialmente emocionante. Quizás más emocionante que alguna victoria, que algún título de Grand Slams, por lo inesperado que ha sido, por todo lo que hemos pasado estos últimos meses. Porque la realidad es que no sólo un mes y medio antes, sino tres semanas atrás, veíamos muy difícil o casi imposible cuando aterrizamos en Melbourne estar donde estamos a día de hoy. Pero bueno, al final la vida te da este tipo de sorpresas, este tipo de oportunidades y estoy disfrutándolo al máximo. No puedo agradecer más todo el apoyo que estoy recibiendo aquí. La grada me está apoyando de manera prácticamente incondicional".

Actitud: "Me estoy esforzando al máximo para hacer las cosas de la mejor manera imposible y con poca presión por las cosas que hemos ido comentando, y jugando con la actitud adecuada, positiva en todo momento, sin quejarme de nada, por los errores… Antes de empezar el torneo dije que era un momento de hacer un ejercicio de humildad, de aceptar que las cosas no iban a ser perfectas, y que habría momentos en los que estarían complicadas. En general ha habido más momentos buenos que malos y estos se han podido superar. Y aquí estamos, un semi milagro, pero estoy increíblemente feliz. Y eso no me quita de que estoy con la ilusión y las ganas de hacer un último esfuerzo".

Qué se juega: "Un Gran Slam. No sé si va a ser mi última oportunidad o no. Hace escaso tiempo parecía que no habría otra y ahora estamos aquí. ¿Qué me juego? Entiendo el tema este del mejor de la historia. Pero ni siquiera el domingo si gano significará que lo seré al final de mi carrera. Sería un paso importante, pero al final de 20 a 21 tampoco cambia tanto. Entiendo lo que mueve y no soy ajeno a ello. Claro que para mí sería muy bonito y muy importante. Pero realmente es que me haría mucho ilusión, pero no creo que me cambie la vida. Si gano me dará tranquilidad y felicidad momentánea extra, sin ninguna duda, pero la vida va a seguir y no me cambiará de una manera ni de otra".