OPEN DE AUSTRALIA

Medvedev sigue imparable; el renacido Cilic apea a Rublev

El número dos barrió a Van de Zandschulp y jugará contra Cressy, que pudo con O'Connell. Cilic eliminó al otro ruso que quedba, Rublev, y se medirá con Auger-Aliassime.

Melbourne
0
Tennis - Australian Open - Melbourne Park, Melbourne, Australia - January 22, 2022  Russia's Daniil Medvedev celebrates winning his third round match against Netherlands' Botic van de Zandschulp REUTERS/Loren Elliott
LOREN ELLIOTT REUTERS

Daniil Medvedev no desaprovecha en absoluto el camino aparentemente sencillo que le otorga su condición de número dos del mundo en el Open de Australia. El ruso, que sólo ha perdido un set en tres partidos, ante su rival de mayor enjundia, Nick Kyrgios, ganó este sábado en tres a Botic Van de Zandschulp (6-4, 6-4 y 6-2 en 1h55), neerlandés de 26 años y 56º del ranking, que le opuso cierta resistencia hace unos meses en ruta hacia el título del US Open, en cuartos.

Medvedev, con poco desgaste a cuestas, se enfrentará el lunes en octavos, ronda que alcanza por cuarta vez consecutiva en Melbourne, al estadounidense Maxime Cressy, una de las revelaciones del torneo, finalista hace unos días en el ATP 250 de la capital del estado de Victoria, donde le ganó Rafa Nadal, y cuartofinalista después en Sídney. El tenista de 24 años y 70º venció al invitado australiano Christopher O’Connell por 6-2, 6-7 (6), 6-3 y 6-2 en 2h41. Colocó, nada más y nada menos, que 28 saques directos para un total de 71 golpes ganadores.

Auger-Aliassime se eleva y Cilic echa a Rublev

Por otro lado, Felix Auger-Aliassime, verdugo de Alejandro Davidovich en segunda ronda, se merendó al británico Daniel Evans con menos dificultades de las previstas (6-4, 6-1 y 6-1 en 1h53). El canadiense de 21 años, noveno cabeza de serie, vuelve a octavos, altura que ya alcanzó en 2021. Ya es el segundo jugador de su país que más veces ha llegado tan lejos en majors (cinco), por detrás de Milos Raonic (19). Se enfrentará a Marin Clic, que echó al otro ruso que quedaba en el cuadro masculino, el quinto favorito, Andrey Rublev. El croata, que ha resurgido de sus cenizas desde la segunda mitad del año pasado, venció por 7-5, 7-6 (3), 3-6 y 6-3 en 2h36. Apoyada por una numerosa hinchada de su país, con seguidores disfrazados de jugadores de waterpolo, el campeón del US Open de 2014 y finalista en Melbourne en 2018, celebró el triunfo prácticamente como si hubiera ganado el título. Jugó con mucha agresividad, lo que le permitió sumar 55 winners, 24 de ellos de saque directo.

Cuadro masculino del Open de Australia.