MASTERS 1.000 INDIAN WELLS

Basilashvili agrava la crisis de Tsitsipas y Fritz echa a Zverev

Basilashvili sorprendió a Tsitsipas (6-4, 2-6 y 6-4) y jugará por primera vez las semifinales de un Masters 1.000 ante Fritz, que remontó contra Zverev (4-6, 6-3 y 7-6 (3).

0
Basilashvili se crece para agravar la crisis de Tsitsipas
Indian Wells

Stefanos Tsitsipas, líder del año en victorias (54) y en cuartos de final (14), está oficialmente en crisis. Empezó con su derrota en la tercera ronda del US Open ante Carlos Alcaraz y continuó este viernes en Indian Wells, donde cayó a manos de Nikoloz Basilashvili, que estuvo a dos puntos de perder en tercera ronda contra Albert Ramos. El georgiano de 29 años y 36º del mundo se merendó (6-4, 2-6 y 6-4) al segundo favorito, que jugó desquiciado y sufrió un revolcón que le dejó el tobillo derecho tocado. Nikoloz disputará este sábado (sobre las 1:00, #Vamos) su primera semifinal de un Masters 1.000. Lo hará contra Taylor Fritz, que está de dulce y tras eliminar a dos estrellas italianas, Berrettini y Sinner, pudo con el tercer favorito, Alexander Zverev, al que venció con remontada incluida (4-6, 6-3 y 7-6 (3)) y pese a tener un balance de 3-1 en contra en el cara a cara.

Tsitsipas no supo controlar el juego anárquico e imprevisible de Basilashvili, un tenista que las pega todas, muchas veces a lo que salga, pero con suficiente calidad para ganar a gente como el griego o como Roger Federer, al que apeó hace unos meses en octavos de Doha, Thiem, Zverev, Rublev, Del Potro y Berrettini. No obstante, gran parte de la culpa de lo que pasó en el partido la tuvo un Tsitsipas errático y nervioso, que tuvo gestos feos, chillidos y hasta un intento fallido de romper la raqueta.

Enfrente, su rival se mostró elegante cuando el ateniense cayó al suelo por esa torcedura de tobillo y él dejó pasar la bola y perdió el punto. El tenista de Tiblisi, que hasta 2021 no había ganado un solo partido en el torneo californiano, venció por primera vez al número tres del mundo, de 23 años, al tercer intento. Ahora, sin nada que perder, es más peligroso que nunca.

Zverev deja escapar un posible tercer título

Zverev buscaba su tercer título de Masters 1.000 de la temporada, tras haber ganado en Madrid y Cincinnati, y encarriló el partido en un primer set solvente que comenzó con un quiebre a su favor. Fritz no había cedido ni una manga en tres partidos y sólo había perdido siete juegos en cada uno de ellos. Jugaba su primer cuarto de final en la categoría, pero no se dejó amedrentar y a partir del 0-2 inicial demostró que podía darle la vuelta al partido. Lo hizo en un segundo parcial fantástico y con personalidad cuando el tercero se fue al desempate. Mucho mérito contra un rival que venía en racha de 20-1 desde Wimbledon. Californiano, de Rancho de Santa Fe, Fritz está cada vez más cerca de obtener el mayor éxito de una carrera que podría despegar a sus 23 años. "La emoción que he sentido con toda la gente animando, ha sido  asombrosa", dijo el ídolo local. Este sábado tendrá a todo el mundo a su favor. Antes (22:30, ¿Movistar Deportes?), se medirán por el otro puesto para la final Cameron Norrie y Grigor Dimitrov, en unas semifinales con cuatro debutantes a esas alturas del torneo. Así es la nueva normalidad del tenis.

Resultados, cuadro y calendario.