TENIS | CHICAGO

Hsieh frustra el regreso de Kim Clijsters en Chicago

A sus 38 años, la belga, que no competía desde el US Open del año pasado, plantó cara pero no pudo con la taiwanesa, que le superó en tres sets.

0
Kim Clijsters devuelve una bola durante su partido ante Garbiñe Muguruza en el WTA Dubai Duty Free Tennis Championship de 2020 en el Dubai Tennis Stadium.
KARIM SAHIB AFP

La taiwanesa Hsieh Su-wei se convirtió este lunes en la verdugo de la belga Kim Clijsters que perdió en tres sets en la primera ronda del Clásico de Tenis de Otoño de Chicago en lo que fue su último intento de regresar con éxito al circuito profesional de la WTA.

Fue el primer partido de Clijsters desde una derrota en la primera ronda en el Abierto de Estados Unidos de 2020 hace poco más de un año.

Eso fue parte de un récord de 0-3 la temporada pasada después de que la exjugadora número uno del mundo regresara, pero sufrió una lesión en la rodilla que le obligó pasar por el quirófano y luego, el pasado enero, se contagió de Covid-19.

Clijsters, madre de tres hijos que se despierta a las 5 a.m. en la casa de su familia en Nueva Jersey para entrenar, recibió una invitación para el torneo de Chicago.

Pero fue eliminada por Hsieh, cuarto finalista del Abierto de Australia, que aseguró la victoria con un marcador final de 6-3, 5-7 y 6-3 en 2 horas y 18 minutos.

"Algunas cosas buenas, algunas malas e inconsistencia", declaró Clijsters, de 38 años. "Pero creo que para mí lo más importante es que, de lo que hablé con mi entrenador y mi preparador físico, fue poder pasar físicamente estos partidos sin grandes preocupaciones. Ese era el objetivo principal".

Clijsters reconoció que también estuvo cerca de conseguir la victoria.

"Estuve cerca hoy, pero todavía tengo un buen presentimiento, sabes que he progresado y creo que eso es lo más importante".

Clijsters llegó a la final del Abierto de Francia cuando era un adolescente en 2001, parte de una marca de 0-4 en los partidos por el título de Grand Slam antes de un triunfo en el Abierto de Estados Unidos de 2005.

Luego vinieron los títulos del Abierto de Estados Unidos en 2009 y 2010 y un trofeo del Abierto de Australia en 2011.

"Todos sabemos que es una gran, gran, gran jugadora", declaró Hsieh. "Fuera de la cancha es muy agradable, muy educada, muy amable, así que siempre me ha gustado mucho. ... Tengo suerte de no haber cruzado con ella hace 10 años".

Clijsters se queda en Chicago para jugar dobles con su compatriota belga Kirsten Flipkens. Pero no está segura de sus planes para el resto de la temporada.

"Me gustaría jugar en Indian Wells si puedo, si el cuerpo se mantiene bien", comentó. "Entonces, por el momento, todo está bien. Así que estoy emocionado de intentar jugar muchos partidos y también estoy deseando que llegue el World Team Tennis. Ahí es donde el año pasado realmente sentí una gran mejora".

La siguiente rival para Su Hsieh será la tunecina Ons Jabeur, sexta cabeza de serie, quien recibió un pase libre en la segunda ronda.

Las estadounidenses Danielle Collins y Jessica Pegula y la rusa Veronika Kudermetova también avanzaron el lunes.

La también local Madison Keys se retiró de su partido de primera ronda contra la bielorrusa Aliaksandra Sasnovich, debido a una lesión en el hombro derecho.