TENIS | WASHINGTON

El sudafricano Harris deja sin Nadal al público de Washington

El balear, con menos molestias en el pie que en su estreno en el Citi Open, no pudo culminar la remontada ante un rival que sacó muy bien.

0

Rafa Nadal justificó de nuevo en Washington el precio de las entradas del Citi Open, entre 32 y 303 dólares (27 y 256 euros), aunque el público de la capital estadounidense, que las agotó, no verá más este año al español, porque no pudo culminar la remontada ante Lloyd Harris (24 años y 50º del mundo). Un rival que se lo puso muy difícil, entre otras cosas, por su poderoso saque. El español tuvo que recurrir a la extraordinaria capacidad que tiene para leer los partidos que se le ponen cuesta arriba, pero fue insuficiente para hacerse con una victoria que le correspondió al sudafricano por 4-6, 6-1 y 7-5 en 2:10. "Lo que me faltó fue jugar mejor", reconoció Rafa.

Otra paliza física, como la de tres horas en el estreno en el torneo contra Sock, que esta vez no le sirvió a Nadal para avanzar hasta los cuartos de final, pese a jugar con mejores sensaciones y, aparentemente, menos molestias en su dolorido pie. "Funcionó mejor hoy que ayer, sin ninguna duda. Es una buena noticia, me da energía para seguir adelante", advirtió. Harris, que es el primer tenista desde Denis Shapovalov en el Masters 1.000 de Canadá 2017 que vence al balear en su primer enfrentamiento, se medirá este viernes (no antes de la 1:00, #Vamos) con el japonés Kei Nishikori, que venció en tres sets al británico Cameron Norrie (3-6, 6-3 y 6-3).

La primera manga la perdió Nadal por un mal juego, el del 3-4, al encajar un break ante un Harris que sólo le había dejado ganar dos puntos al resto. Después decidió irse muy atrás para intentar responder a los servicios de su oponente, que empezó a notar ya la presión del número tres del mundo, pero logró sacar adelante la manga con un par de golpes de mucho mérito.

Reacción insuficiente

A Rafa le tocaba reaccionar y hacerlo lo más rápido posible. Cumplió los dos objetivos, se vino arriba con un pasante de drive fantástico que le dio la primera ventaja. Sentenció después ante un Harris que vio perdido el parcial con dos breaks en contra y se dejó ir a la espera de su oportunidad en el tercer set. Le quedaban fuerzas e ilusión para resistir y lo consiguió pese a que Nadal tuvo tres bolas de quiebre antes de liarse de mala manera en el último juego del encuentro, con un golpe relativamente sencillo que tocó en la red y permitió a Lloyd colocar un globo perfecto con el de Manacor a media subida.

Así terminó la primera participación en el torneo del ganador de 20 Grand Slams, que tras esta caída prematura podrá recuperar fuerzas y jugar en Toronto, según él mismo confirmó, la semana que viene, y puede que la siguiente en Cincinnati antes de afrontar el US Open desde el 30 de agosto.

Resultados, cuadros y calendario.