1
2
3
4
5

WIMBLEDON

Djokovic, 100 victorias en hierba y a dos del 20º Grand Slam

El serbio gana sin muchos problemas al húngaro Fucsovics y jugará por 10ª vez las semifinales de Wimbledon ante Shapovalov, que venció a Khachanov.

0
Djokovic, 100 victorias en hierba y a dos del 20º Slam
Mike Hewitt Getty Images

Desde este miércoles, Novak Djokovic es uno de los 21 jugadores de todos los tiempos que ha ganado 100 partidos sobre hierba. Está a un triunfo de igualar los 101 de Pete Sampras y a dos de ganar su 20º Grand Slam y empatar con Roger Federer y Rafa Nadal. "Hacer historia es una gran inspiración para mí", reconoció tras alcanzar esta cifra centenaria al superar sin muchas dificultades al húngaro Marton Fucsovics (29 años y 48º del mundo), un jugador rígido y con un juego mecánico que no pudo hacer nada por evitar la derrota por 6-3, 6-4 y 6-4 en 2:16.

El serbio jugará las semifinales de Wimbledon por 10ª vez (41ª entre los cuatro majors) y se convertirá en el tercer tenista de siempre con más apariciones, por detrás de Jimmy Connors (11) y Federer (13). Adelanta, entre otros, a especialista como Boris Becker, Arthur Gore y Herbert Lawford, que jugaron nueve. Su rival para el partido del viernes será Denis Shapovalov, que venció en cinco sets (6-4, 3-6, 5-7, 6-1 y 6-4 en 3:25) al ruso Karen Khachanov. El canadiense alcanza su tope la máxima categoría, puesto que su mejor resultado hasta ahora eran los cuartos del US Open 2020. "Tendré que ganar (risas). Es un jugador muy cualificado y con muy buen aspecto en este torneo", avanzó Nole en un estadio por primera vez lleno en el torneo, gracias al levantamiento de las restricciones.

El desempeño de Djokovic en el torneo británico es sencillamente brillante desde 2010. En estos últimos años ha alcanzado las semifinales en nueve de sus once participaciones. Sólo falló en 2016, cuando perdió contra Sam Querrey en tercera ronda, y en 2017, cuando se retiró por una lesión en el codo derecho durante su partido de cuartos contra Thomas Berdych.

Ritmo desbordante

Djokovic juega sobre el césped de la central de Wimbledon con un orden y un control que impresionan. "Ha sido una actuación sólida", dijo el balcánico quien, sin alardes, construye los puntos y dirige los intercambios con un ritmo asequible en apariencia, pero desbordante de hecho con esas dejadas letales que suelta a menudo. Al resto es un continuo incordio y el saque, estable y dañino, le ayuda mucho. Hay días, como este, en los que no necesita manejarse con brillantez para ganar, incluso cometiendo más errores de los habituales (30). Cierto es que Fucsovics, muy gris, apenas le puso en dificultades (1/6 en puntos de quiebre). Así será muy difícil que alguien la aparte de su objetivo, que no es otro que volver a ser campeón.

Resultados y calendario cuadro masculino.