TENIS

Medvedev dice adiós a los torneos por la vía rápida en 2021

El ruso, que se ha consolidado este año en el número 2 del ranking ATP, ha caído derrotado en su primer o segundo partido de cuatro torneos este año.

Medvedev dice adiós a los torneos por la vía rápida en 2021
Thomas F. Starke Getty Images

La temporada de Daniil Medvedev está siendo de lo más peculiar, en esencia, lo que es el ruso, un tenista peculiar. También es caprichoso el ranking ATP, cuyas clasificaciones no se corresponden en muchos momentos con el nivel tenístico actual de los jugadores. La campaña del de Moscú va por ese camino. Este año, Medvedev ha alcanzado la posición más alta de su carrera en la clasificación mundial para asentarse en el número 2 del mundo, ganando colchón con el número 3 tras el tropiezo de Nadal en semifinales de Roland Garros, pero lejos de un Djokovic que parece inalcanzable en el trono del tenis.

Y es que la irregular temporada de Medvedev (balance de 22-7) le deja pocas opciones de llegar a lo más alto, de continuar así. En cuatro torneos disputados este año, el ruso ha caído en su primer o segundo partido, a saber: Róterdam, Madrid, Roma, y Halle. El último precedente ocurrió el pasado martes, con un Medvedev desquiciado que llegó a estampar su raqueta contra el verde tapete del torneo alemán cuando caía por 3-1 en el segundo set. "A la basura", soltó el de Moscú.

Curiosamente, todas estas derrotas tienen un denominador común: se produjeron ante rivales que estaban fuera del top-20 del ranking. Sus verdugos fueron Lajovic (27º), Garín (25º), Karatsev (27º) y Struff (45º), con dichas clasificaciones en el momento del partido, por lo que ninguno de ellos fueron tenistas de primerísimo nivel. Pero no toda la esperanza está perdida para Medvedev de cara a Wimbledon, su próximo desafío, ya que en dos torneos posteriores a esas derrotas sacó resultados muy positivos: campeón en Marsella (su único título en 2021) y cuartos de final en Roland Garros (su mejor actuación de siempre en París). Así es Medvedev, pura anarquía...