ROLAND GARROS

Federer abandona Roland Garros

"Es importante que escuche a mi cuerpo y me asegure de no esforzarme demasiado rápido en mi camino hacia la recuperación", dice el suizo, que no jugará en octavos.

París

Roger Federer no jugará los octavos de final de Roland Garros contra el italiano Matteo Berrettini. El suizo, que sufrió mucho para derrotar al alemán Domink Koepfer en tercera ronda, en un partido que tuvo tres desempates y que terminó a las 00:45 de este domingo, anunció su renuncia a los organizadores y ofreció un breve comunicado para explicar sus razones: "Después de discutir con mi equipo, decidí que tendré que retirarme de Roland-Garros hoy. Después de dos cirugías de rodilla y más de un año de rehabilitación, es importante que escuche a mi cuerpo y me asegure de no esforzarme demasiado rápido en mi camino hacia la recuperación. Estoy emocionado por haber ganado tres partidos. No hay mejor sensación que estar de vuelta en la pista".

"Roland Garros lamenta la retirada de Roger Federer, quien ofreció una pelea increíble anoche. Estábamos todos encantados de ver a Roger de regreso en París, donde jugó tres partidos de alto nivel. Le deseamos todo lo mejor durante el resto de la temporada", dijo Guy Forget, director del torneo. El gran beneficiado de esta situación es Berrettini, que pasa a cuartos sin tener que jugar contra uno de los mejores tenistas de la historia.

Federer había dejado abierta la puerta a su retirada de Roland Garros el sábado, tras su maratoniano (3 horas y 39 minutos) partido contra Koepfer. "Tengo que evaluar el riesgo de continuar o no. Sabía que podía jugar un quinto set, pero no cómo me levantaré mañana (por hoy", aseguró el suizo en la rueda de prensa posterior al choque. "Son tiempos diferentes para mí", confesó Federer, que achaca las dudas sobre su continuidad al hecho de que su cuerpo ya no funciona como antes a sus 39 años y el escaso decanso que, de seguir, tendría antes de Halle, donde le gusta estrenar la temporada de hierba antes de poner rumbo a su jardín de Wimbledon.

Una batalla positiva

En cualquier caso el suizo valoró positivamente el partido, que calificó de "batalla". "Normalmente no se ven sets tan disputados en tierra. Alguien hace un break e intenta tirar para delante con eso. Lo aprecio mucho. Dominic jugó un gran partido y espero que le vaya bien el resto del año", afirmó. Por momentos, dijo, trató de "vivir la experiencia" de jugar un partido intenso en la Chatrier: "Solo fluir".

El Genio de Basilea aseguró que le gustaría estar en la posición "de Rafa (Nadal) o Novak (Djokovic)": "Ellos se sienten bien, saben que si juegan bien ganan". "Yo no tengo esa sensación ahora", sentenció. "Tengo que pensar en la temporada y el riesgo de seguir jugando".