WTA 1.000 ROMA

La incombustible Sorribes somete a Giorgi tras casi 4 horas de duelo

La castellonense pasó a segunda ronda en Roma tras firmar junto a la italiana el partido más largo de la temporada. Sabalenka será su próxima rival.

La incombustible Sorribes somete a Giorgi tras casi 4 horas de duelo
Paolo Bruno Getty Images

Sara Sorribes está abonada a los partidos épicos, maratonianos. Ya lo demostró este curso frente a Jennifer Brady en el pasado WTA 1.000 de Miami ("Eres un puto animal", llegó a decir la estadounidense), en la que fue su mejor actuación en un torneo de tal categoría en su carrera. Pero hoy, en el Foro Itálico de Roma, la castellonense fue un paso más allá para debutar con un triunfo memorable ante la italiana Camila Giorgi. Después de 3 horas y 53 minutos de batalla, y de reponerse a un 0-4 adverso en el definitivo set, Sara se llevó el triunfo por un marcador de 7-6 (4), 6(7)-7 y 7-5. El premio a tal proeza, si consigue recuperar su privilegiado físico en las próximas horas, será enfrentarse en segunda ronda a la vigente campeona del Mutua Madrid Open: Aryna Sabalenka.

El primer set fue una intensa batalla de 78 minutos, repleta de alternativas. Sara golpeó primero con un break de salida, pero pronto consiguió rehacerse la italiana. Después de un tercer juego larguísimo en el que consiguió evitar un nuevo break de la española, Giorgi cogió confianza para llevar el primer parcial igualado hasta el final. Pero Sorribes volteó la situación en el momento decisivo, salvando tres bolas de set en contra en el décimo juego para luego resolver la manga en el tie-break.

En el siguiente set cambió el guión. La castellonense perdió parte de su característica consistencia y fue Giorgi la que sacó partido tras una sucesión inicial de roturas. Después del 1-1, la transalpina encarriló el set con un parcial de 1-4, pero el coraje de Sara salió a relucir desde ese instante. Giorgi se perdió en lamentaciones, también presionada por las protestas de su padre desde la grada, a consecuencia de dos decisiones de la jueza de silla que favorecieron a la española (un punto repetido y una bola de Giorgi que botó fuera). Sin embargo, Sara remó para hundirse en la orilla. Entre el octavo juego y el desempate, la castellonense salvó hasta siete bolas de set en contra, pero jugó demasiado contemplativa los puntos decisivos y acabó entregando la manga con una doble falta.

En el épico tercer set, se impuso la paciencia y resistencia de Sorribes a la contundencia y agresividad de Giorgi. Después de un 0-4 en favor de la italiana, la castellonense impuso su mejor versión estratégica, además de una fortaleza física y mental al alcance de pocas jugadoras en el circuito WTA. Contrarrestó los aciertos de su rival (que acabó con más de 50 golpes ganadores) plantando un muro defensivo en el fondo de pista, que terminó desquiciando totalmente a Giorgi. Con un parcial de 7-1 selló la remontada y, hasta el momento, el partido más largo de la temporada en el circuito femenino. Toca seguir soñando.