MUTUA MADRID OPEN

El músculo de Carlos Alcaraz

Además de por su talento, el joven tenista murciano también destaca sobre la pista por su físico, lo que le ha permitido realizar saques por encima de los 210 km/h.

Carlos Alcaraz sigue demostrando en el Mutua Madrid Open su progresión en el circuito ATP. El joven tenista murciano, que este miércoles cumplirá 18 años, superó en primera ronda al francés Adrian Mannarino y se verá en segunda ronda del torneo con el principal favorito al título, Rafa Nadal, con quien ya se le compara por la precocidad de los logros de ambos tenistas.

El éxito de Carlos Alcaraz no solo se basa en su forma de jugar, sino también en una forma física que se refleja muy bien en la foto publicada por el Mutua Madrid Open al término del partido en la que Alcaraz sale celebrando su victoria con el brazo flexionado y las venas y el músculo marcados, demostrando que su derecha es un auténtico cañón.

Esa fortaleza le permite al murciano realizar saques por encima de los 210 km/h, tal y como demostró en su partido ante Mannarino llegando a alcanzar los 217 km/h con sus 1,85 metros de estatura.

El propio Alcaraz ya demostró durante la cuarentena estricta que tuvo que pasar en el Open de Australia la importancia de la preparación física en su carrera. Albert Lledó explicaba de esta forma en AS cómo fue el cambio físico desarrollado por el tenista murciano. "En la pretemporada mejoró mucho su nivel cardiovascular y aumentó su masa magra". Unos músculos que, pese al encierro, siguió entrenando con métodos caseros. "Han elaborado un balón medicinal casero, con una bolsa llena de toallas húmedas y una botella de agua dentro de una mochila. Con eso hacen golpes de derecha, de revés y algo de imitación de saque". Ahora, el músculo de Alcaraz se mide contra todo un muro en tierra batida: Rafa Nadal.