BARCELONA OPEN BANC SABADELL

Nadal se emplea a fondo para superar a Ivashka

El bielorruso (111º del mundo) exigió mucho al tenista español, que cedió el primer set (3-6, 6-2, 6-4). Se medirá mañana en octavos a Nishikori (16:00 horas).

Nadal Godó 2021
VALERY HACHE AFP

Pese a que en cada previa Rafa Nadal se encargue siempre de rebajar las expectativas, muchos dan por supuesta siempre su victoria. Más en primera ronda del Barcelona Open Banc Sabadell, torneo que se disputa en su club y que ha ganado en once ocasiones. Y todavía un poco más si el rival, Ilya Ivashka, es el 111º del mundo y viene de la fase previa. Pero en el deporte de élite, y en el circuito ATP, nadie puede dar una victoria por supuesta. No lo hizo Nadal, como no lo hace nunca, pero tampoco Ivashka. El bielorruso jugó sin complejos, superó a Nadal en el primer set y exigió mucho al balear en el tercero (3-6, 6-2, 6-4). Pero para eliminar a Nadal de un torneo como el Godó hace falta más que eso.

Sorprendió Ivashka a propios y extraños, quizás a él mismo también, llevándose la primera manga ante Rafa Nadal por 6-3. Y sorprendió desde el principio, pues le rompió el saque en el primer juego. Una ventaja que agrandó la confianza de un tenista que no tenía nada que perder: viniendo de la fase previa y ante una leyenda en tierra batida, Ivashka jugó liberado. Saques muy profundos, drives acertados y puntos ganadores. Un combinado que puso el primer set muy cuesta arriba a un Nadal que tampoco jugó su mejor tenis. Desaprovechó un break para empatar el set, y a partir de ahí ya fue a remolque. Jugando muy lejos de la línea, no fue capaz de romperle el saque a su rival. No fue una primera manga desastrosa, pero es evidente que Nadal no encontró el ritmo y la regularidad suficiente para superar a Ivashka.

El segundo set, que de perder Nadal hubiese sido el definitivo, arrancó muy distinto al primero. El manacorí cogió ventaja con un break en el primer juego (ventaja que defendió en el segundo) y empezó a encadenar golpes ganadores. También sonoros "Vamos", su característico grito, que acompaña a los puntos importantes. Ivashka siguió a un buen nivel, pero Nadal le dio ya mucho menos margen. Creciendo a la par que avanzaba el partido, volvió a romperle el saque al bielorruso para poner el segundo set muy de cara (4-1 y saque a favor). Con un último juego en blanco, empató el partido (3-6 6-2).

Ivashka arrancó la manga definitiva asustando, con un juego en blanco y varios golpes muy buenos. Un tenis sorprendente para alguien que no está entre los 100 mejores del mundo, pero que demostró que puede poner en muchos problemas a cualquiera, también a Rafa Nadal. Con golpes muy duros, el bielorruso se mostró muy sólido a lo largo de los seis primeros juegos (3-3). Pero llegó el momento clave del partido y Rafa no falló. Volvió a romper el saque en el momento clave, mantuvo la ventaja y se adjudicó un partido que Ivashka peleó hasta el final. Con sufrimiento y esfuerzo, como previó antes del encuentro.

Ahora Nadal se medirá este miércoles en octavos ante el japonés Kei Nishikori, dos veces campeón en Barcelona, que derrotó a Cristian Garín por 7-6 (5), 4-6 y 6-1.