BARCELONA OPEN BANC SABADELL

El ajedrecista Alcaraz se estrena en el Godó para "crecer más"

El joven tenista de 17 años debutará ante el estadounidense Tiafoe: "Quiero sumar experiencias", comentó en una conferencia de prensa.

Carlos Alcaraz.
RCTB

Para Rafa Nadal, una eminencia del tenis, su primer Torneo Conde de Godó en 2002 y con apenas 15 años fue especial, una primera toma de contacto con un mundo profesional que, pocos años después, le vería levantar trofeos por doquier. La misma sensación primeriza sentirá desde este lunes el murciano Carlos Alcaraz, de 17 años, que debutará en el Barcelona Open Banc Sabadell (previsiblemente el martes) ante el estadounidense Frances Tiafoe (65º), de 1,88 m y 23 años. "Es dinámico, volea bien, juega desde el fondo... Será un gran partido y necesito estar muy serio y jugar bien. Mi objetivo es sumar experiencia y crecer", declaró el pupilo de Juan Carlos Ferrero.

Alcaraz, que en este 2021 está entre los mejores en precocidad, quiere seguir recorriendo su camino en este Godó y después en el Mutua Madrid Open, donde también ha recibido una invitación y participará. "Hay que ser humilde, he subido a una nueva categoría y he empezado de nuevo. Todos tiene mas experiencia. Hay que analizar contra quién pierdes y cómo lo haces", comentó demostrando madurez. "Ferrero aprieta, sí", dijo.

Pese a su edad y a empezar a ocupar espacios en los medios de comunicación debido a las expectativas que genera su juego y sus éxitos, Alcaraz se muestra tranquilo y seguro de que no le afectará estar debajo de los focos. "Intento ir a mi bola, estar apartado de lo que se dice. Intento estar centrado en mí". Por eso mismo, intenta ocupar el tiempo libre viendo tenis en el Real Club Tenis de Barcelona y pasando las mínimas horas posibles en el hotel: "Hay que cumplir las normas. Estoy agradecido de competir y viajar. Intento ver tenis, estar en el club y en el hotel poco tiempo tengo, solo para cenar, dormir y jugar a la ajedrez".

Racional como en el juego de las 64 casillas, Alcaraz también destacó su evolución física durante el confinamiento, lo que le ayuda a competir de tú a tú en partidos exigentes ante tenistas de una superioridad física evidente por cuestiones de edad. "Tuve que buscar la parte positiva de la cuarentena. Puede mejorar en la parte física y eso me viene muy bien contra jugadores que priorizan ese aspecto", comentó. El murciano intentará avanzar de rondas en un ATP 500 después de sus semifinales en Marbella.