TENIS | ANDALUCÍA OPEN

Alcaraz llega a unas semifinales ATP con 17 años, como Nadal

El murciano barrió a Ruud (22 años y 26º del mundo). Se medirá con Munar en unas semifinales ATP con cuatro españoles por primera vez desde 2004.

Alcaraz barre a Ruud y asegura un campeón español
Álvaro Díaz / Andalucía Open

Carlos Alcaraz ha explotado en el AnyTech365 Andalucía Open y lo hecho delante de un público que alucina y vibra con el murciano de 17 años. Este viernes, el discípulo del gran Juan Carlos Ferrero ganó en Club Puente Romano de Marbella al número 26 del mundo, un especialista en tierra curtido en la Rafa Nadal Academy, el noruego de 26 años y ganador de un título (Buenos Aires 2020), Casper Ruud. Además, con autoridad, en dos sets (6-2 y 6-4 en 78 minutos). Carlos levantó los brazos y alzó el puño mientras los espectadores se rompían las manos aplaudiéndole y su rival caminaba cabizbajo hacia la red para saludar al joven que le acaba de pasar por encima.

Alcaraz pasó de una manera más que brillante a sus primeras semifinales ATP en las que se enfrentará en el segundo turno a Jaume Munar y que serán completamente españolas por primera vez en 17 años (arrancan con el Carreño-Ramos este sábado a las 13:00, por Teledeporte). Hay que remontarse a otro evento disputado en la Península, el Open de Valencia de 2004, para encontrar a un cuarteto de la Armada peleando por una final. Fueron Fernando Verdasco, campeón, Albert Montañés, finalista, Juan Carlos Ferrero y Alberto Martín, que este viernes comentó el partido en televisión. Además, Alcaraz es el semifinalista más joven del circuito desde Alexander Zverev cuando llegó a las de Hamburgo también con 17 años. Con esa misma edad, unos meses más joven, lo consiguió por primera vez en su legendaria trayectoria un tal Nadal, que avanzó hasta una penúltima ronda en la que le frenó su actual entrenador, Carlos Moyá.

Lo que hizo Charly en su primer encuentro ante Ruud fue asombroso desde el inicio, cuando en un santiamén le endosó un 3-0 al meritorio de la escuela de Manacor. Esta vez fue la de Villena, la JC Ferrero Equelite, la que impuso su estilo más directo. A drive limpio y con unos restos endiablados, Alcaraz marcó el ritmo y dominó a un oponente perplejo que no encontró fisuras en el revés del muchacho, quien lo ejecutó con firmeza para aguantar largos intercambios. Luego, Casper probó a mandarle bolas altas, pero le funcionó sólo en el primer intento. Le presionó para intentar igualar y no lo consiguió, de hecho, estuvo tan cerca el 4-1 como el 3-3. El caso es que Carlos se adelantó y en la segunda manga no se dejó impresionar por la ocasión ni por un escenario inusualmente concurrido de público. Por dos veces quebró el saque de Ruud en el último tramó del choque y aseguró la victoria con un aplomo tremendo. Hay jugador y, si no se tuerce, para muchos años y muchos éxitos. De momento, ya será el 118º mundial y si gana el torneo entará en el top-100 como 99º.

"He jugado con alegría, que es lo importante"

"Me he sentido muy cómodo y he disfrutado mucho, con buen juego y alegría, algo que es esencial, estar contento con todo, con el ambiente, el tenis, el nivel y el físico", dijo Alcaraz, que admite que "con la gente" se siente "como en casa". "No pienso en la historia, sino en el día a día. Entreno, me preparo, como, juego al ajedrez, que estamos picados en el equipo, y disfruto hasta la hora del partido, y es en lo único que pienso, no en lo que estoy haciendo", argumentó. "Munar tiene mejor derecha que Ruud, pero el partido, por el estilo de juego, será parecido. Será un partido muy bueno", dijo sobre las semifinales, en las que piensa que puede "ganar", pero no dice que sea favorito.

Cuadro, resultados y calendario.