TENIS

La Next Gen no despega ni con la ausencia del Big Three

En el Miami Open, favoritos como Medvedev, Zverev o Tsitsipas quedaron lejos de luchar por el título pese a la ausencia de Nadal, Djokovic y Federer.

La Next Gen no despega ni con la ausencia del Big Three
RHONA WISE EFE

"No supe manejar la presión". Estas fueron las palabras de Andrey Rublev tras caer por sorpresa en su duelo de semifinales del Masters 1.000 de Miami ante Hubert Hurkacz, un análisis que bien podría extrapolarse a otros grandes favoritos que fueron cayendo en Florida con el paso de los días. El torneo se presumía inmejorable para las aspiraciones de aquellos tenistas que están llamados a dominar el circuito en los últimos años, pero ni la ausencia del Big Three al completo (Nadal, Djokovic y Federer) junto a la de Dominic Thiem, hizo que éstos dieran un paso al frente.

El teórico líder de esta generación (al menos por el actual ranking) es Daniil Medvedev, pero desde que cayese en la final del Open de Australia de forma aplastante ante Djokovic no ha firmado grandes resultados a excepción de su título en el ATP 250 de Marsella. En Miami dijo adiós en cuartos de final ante una gran versión de Roberto Bautista, cuando defendía su condición de primer cabeza de serie, misma ronda en la que se despidió Stefanos Tsitsipas ante Hurkacz, que se ha erigido como el verdadero azote de los grandes favoritos en Miami. Ahora, que le fue peor todavía a uno de sus rivales generacionales, como Alexander Zverev, que cayó de forma estrepitosa en primera ronda frente al finlandés Emil Ruusuvuori.

Sea por nervios, presión o cualquier otra circunstancia, los años pasan y a excepción de algunas pinceladas, como el US Open conquistado por Thiem o las Masters Finals de Medvedev del curso pasado, queda claro que a esta talentosa generación de tenistas aún le queda aspectos por pulir para terminar de postularse como alternativa seria a Nadal, Federer y Djokovic. La nota ilusionante la dio esta semana el joven Jannik Sinner (31º), que con 19 años va a disputar este domingo ante Hurkacz (37º) la primera final de Masters 1.000 de su carrera. Además, será la primera final de un torneo de esta categoría sin representación del top-30 del ranking ATP desde la que protagonizaron Tim Henman y Andrei Pavel en París-Bercy 2003. Histórico.