TENIS | DOHA

Muguruza bate a la vigente campeona Aryna Sabalenka

La española vence en tres sets a una de las mejores jugadoras del circuito, que defendía en Doha el título conquistado el año pasado. Sakkari, rival en cuartos.

Garbiñe Muguruza prolongó este miércoles su magia con una victoria de prestigio en el Qatar Open, en un partidazo ante una de las mejores jugadoras del circuito y vigente campeona del torneo: Aryna Sabalenka. La española, que había perdido contra la bielorrusa de 22 años y número ocho del mundo hace más de dos años en su único enfrentamiento, venció esta vez en tres sets (6-2, 6-7 (5) y 6-3 en 2h:26) con una actuación que demuestra que está a un nivel altísimo esta temporada.

Muguruza juega desde el inicio del año con deseo y determinación en todos los torneos y partidos, no sólo en los Grand Slams, y eso la convierte en una rival muy difícil de batir, entre otras cosas porque sabe que necesita mejorar en la clasificación (es 16ª) para que no le toque jugar tan pronto contra jugadoras top. De hecho, este curso sólo le han ganado tres que eran cabezas de serie: en octavos del Open de Australia, Naomi Osaka, que terminó campeona; en la final del Yarra Valley Classic, Ashleigh Barty; y en octavos de Abu Dabi, donde levantó la copa SabalenkaMaria Sakkari, quien será precisamente su rival el jueves (sobre las 18:00, TDP y DAZN) en los cuartos de Doha. La griega de 15 años y 25ª del ranking barrió a la reaparecida estadounidense Madison Keys (doble 6-2).

No fue sencillo para Garbiñe doblegar a una rival de la potencia, el físico y el temperamento de Sabalenka, que jugó al máximo de sus posibilidades y colocó 41 golpes ganadores. En el primer set sí que superó con claridad a una tenista que ya ha ganado nueve títulos, dos más que la caraqueña, si bien está tiene en sus vitrinas dos trofeos en majors, categoría en la que hasta el momento no logra cuajar Aryna. Muguruza defendió fenomenalmente el 4-0 con el que inició el partido y tuvo opciones de cerrarlo en una segunda que se le complicó al encajar un quiebre en el octavo juego. Lo recuperó enseguida e incluso sumó un nuevo break para ponerse con 6-5 y sacar. Desgraciadamente no aprovechó su turno y en el desempate fue ligeramente mejor su oponente.

Paciencia y ganas

Garbiñe tenía que frenar de nuevo al torbellino bielorruso y templar nervios para sacar adelante un partido que había dominado en muchos momentos y en el que desesperó varias veces a Sabalenka por experiencia, paciencia y calidad, incluso cerca de la red, un territorio en el que por fin se le aprecia una clara evolución hacía la mejoría de la mano de una Conchita Martínez con COVID que la sigue y dirige desde un hotel. Los saques abiertos ayudaron mucho a la campeona de 2020, que salvó con ellos varias situaciones de rotura. Muguruza se agarró al encuentro con grandes defensas y contraataques, fue valiente siempre en los ataques (35 winners) y no se hundió cuando se vio por debajo en el marcador. Su contrincante ayudó con un remate fácil de revés que tiró groseramente fuera en el 3-3. De ahí al final, ya no cedió la española, fantástica y más fresca física y mentalmente en los últimos lances de una gran batalla: 4-0 de parcial con 12 de los últimos 14 puntos ganados.

Me considero una jugadora top

“Tenía que luchar, continuar ahí y seguir pensando que podía ganar”, dijo aún en la pista. "Yo me considero una jugadora top y siempre que salgo a jugar pienso que puedo ganar el trofeo y esa es mi intención. Nunca pienso que nadie es invencible. Yo he sido jugadora que ha ganado también torneos importantes. Confío en mi tenis", señaló después en rueda de prensa. "He hecho un trabajo bueno de resistencia. Es importante estar ágil y rápida y estos partidos son un gran test para ver como estoy y un reto porque todas las jugadoras son buenas. Estoy contenta con mis sensaciones y me gusta como me estoy moviendo en la pista", añadió. 

Cuadro y resultados.