TENIS

"Van a por Novak Djokovic como en La Matanza de Texas"

Goran Ivanisevic, entrenador del serbio, repasó la actualidad del reciente ganador del Open de Australia y la persecución que sufre por sus actuaciones.

"Van a por Novak Djokovic como en La Matanza de Texas"
REUTERS

Escasos días después de lograr en Australia el 18º Grand Slam de su carrera, Djokovic se encuentra actualmente en reposo y sin jugar tras las molestias físicas que sufría en la zona abdominal. No fueron impedimento para lograr reinar en el primer grande del año, con una actuación destacada dentro y fuera de la pista. Su entrenador, Goran Ivanisevic, repasa alguna de sus actuaciones en Tennismajors.com. "Creo que es el título más dulce de los 18", cuenta sobre la victoria en Australia. Ivanisevic cree que Novak no es tratado bien en los medios.

"Todo empezó con el Adria Tour. Lo perseguían incluso antes de eso, pero en el último año me pareció como si estuviera viendo esa película La matanza de Texas ¿Por qué lo tratan de esa manera? Probablemente debido a sus antecedentes, la gente de los Balcanes siempre es vista de manera diferente. Además, Novak no tiene miedo de decir lo que piensa y de luchar por las causas en las que cree. Lo que pasó en el US Open, fue como si todos estuvieran contentos porque ese tipo de mierda le pasó a él", contó Ivanisevic.

También comentó cuando Djokovic, contra las cuerdas en su partido ante Fritz con muestras de dolor que hacían intuir un abandono, siguió y remontó para, a la larga, ganar el título. "Lo más triste fueron las acusaciones de que estaba fingiendo una herida. ¿Por qué demonios haría eso? ¿Por qué el mejor jugador del mundo compensaría una lesión, y en ese momento tenía dos sets para remontar? Cuando algún otro jugador de élite se lesiona, se considera un acto heroico para ellos incluso pisar la cancha. Pero cuando es Novak, lo está fingiendo", añadió.

Djokovic seguirá de número y, por ahora, sigue sin fecha de retorno a la competición, aunque Ivanisevic no dudo de quién es el mejor. "Novak es más fuerte que todos los demás y la gente tiene dificultades para admitirlo. Su mente es tan fuerte que cree en sus ejercicios mentales y con esos métodos de relajación suyos pudo minimizar el dolor tanto como fue físicamente posible, con la ayuda de analgésicos también".