OPEN DE AUSTRALIA

Murray, "devastado", se queda sin Open de Australia

La madre de Andy Murray, Judy, dijo que esperaba que su hijo pudiera viajar y cumplir con la cuarentena, pero no han encontrado una solución con Tennis Australia.

Judy y Andy Murray
Reuters

Hace una semana, justo el día en el que muchos tenistas emprendieron sus viajes hacia Australia, el pasado 14 de enero, trascendió que el campeón de Grand Slams y ex número uno del mundo, Andy Murray, había dado positivo por COVID y no podría tomar alguno de los vuelos fletados por Tennis Australia para participar en la gira que se celebrará en Melbourne desde el 31 de diciembre. Murray iba a ser una de las estrellas de los torneos ATP 500 previos al primer Grand Slam de la temporada, pero este viernes el propio jugador anunció que no será posible. "Devastado por compartir que no volaré a Australia para competir en el Abierto de Australia. Hemos estado en constante diálogo con Tennis Australia para tratar de encontrar una solución que permitiera algún tipo de cuarentena viable, pero no pudimos hacer que funcionara", dice Murray en una declaraciones compartidas por el periodista de The Times Stuart Fraser.

Y eso que Judy, la famosa madre del escocés, estaba convencida de que su hijo podría estar al menos en el major aussie, que comienza el 8 de febrero. "Está haciendo las cosas bien", dijo la entrenadora en un informativo de la BBC. “Creo que sale hoy (se refería al miércoles) para poder reanudar un poco los entrenamientos. Y luego, por supuesto, es cuestión de esperar y ver si puede volar a Australia y participar. Nadie sabe todavía la respuesta", añadió.

Por fechas, la participación de Murray en el Open de Australia aún habría sido posible si acreditaba un test negativo en coronavirus y hubiera volado a Melbourne con tiempo suficiente para cumplir los 14 días de cuarentena obligatoria, pero tanto la organización como las autoridades locales no lo han contemplado, porque no quieren hacer ningún tipo de distinción.