OPEN DE AUSTRALIA

Alarma en Australia: 50 tenistas encerrados por positivos de COVID-19 en los vuelos

La organización ha confinado a varios jugadores tras detectarse positivos en los vuelos en los que viajaron. Paula Badosa, afectada, mostró su enfado en redes sociales.

Alarma en Australia: 50 tenistas encerrados por positivos de COVID-19 en los vuelos
Asanka Ratnayake Getty Images

Primeros problemas para el Open de Australia cuando aún faltan más de tres semanas para su inicio (está previsto el 8 de febrero). Tres personas (entre ellas un entrenador) que viajaban en los vuelos programados desde Los Ángeles y Abu Dabi hacia Melbourne han dado positivo por coronavirus, obligando a la organización a aislar a los tenistas que hicieron el trayecto con ellos, en torno a unos 50. Entre los afectados se encuentra la española Paula Badosa.

Badosa recibió un mensaje este sábado de los organizadores del Open notificándole que debe permanecer 14 días aislada en su hotel por el contagio de uno de los pasajeros de su vuelo. Junto a su compañera de entrenamientos, Martha Kostyuk, y la francesa Alize Cornet, se quejó amargamente de la medida en una serie de mensajes en sus redes sociales, todos ellos borrados poco después. "Toda la preparación y las horas de duro trabajo se han ido por la borda... Buena forma de empezar un Grand Slam, sin preparación", escribió junto al mensaje de la organización. En este se le facilitaban una serie de teléfonos de atención médica y se le invitaba a una videollamada con los servicios médicos del torneo para evaluar la situación. Por ahora no se les permite abandonar sus habitaciones, ni siquiera abrir la ventana.

"Al principio la regla era que solo tenías que aislarte si el positivo estaba en tu sección del avión, no aislar al avión entero. No es justo cambiar las reglas en el último momento y que tenga que permanecer en una habitación sin ventanas ni aire", escribió también Badosa. Ella asegura que no hubo contacto con el contagiado, dado que estaba en otra parte de la nave. "Sin comentarios", tuiteó por su parte Kostyuk. Ambas protagonizaron después un directo a través de Instagram en el que volvieron a incidir en sus preocupaciones. Cornet se expresó en la misma línea: "Pronto la mitad de los jugadores tendrán que aislarse. Semanas y semanas de trabajo se van a la basura por un positivo en un avión que estaba 3/4 vacío. Es de locos".

Sus augurios se cumplieron y además al alza. Porque Tennis Australia, la federación local, emitió después un comunicado en el que dictó el confinamiento de todos los jugadores que ya han llegado al país hasta el martes. Según lo estipulado, solo podrán salir de sus alojamientos durante cinco horas. De ese tiempo, podrán dedicar 130 minutos a trabajar en pista (siempre junto a un compañero que se aloje en el mismo hotel), 90 minutos al gimnasio y 60 minutos a sus necesidades nutricionales. Badosa iba a jugar desde el 31 de enero un torneo preparatorio en Melbourne, pero ahora todo su rodaje se ve comprometido.

La medida no afectará, sin embargo, a la élite del torneo, los Rafa Nadal, Novak Djokovic, Serena Williams, etc. Ellos desembarcaron en Adelaida, en una burbuja especial para los mejores del ranking, y allí se entrenarán con normalidad para una exhibición que tendrá lugar el 29 de enero y para su debut en un primer Grand Slam del año que ya genera polémica.