TENIS

Escándalo en Serbia tras la no nominación de Djokovic al premio a la Deportividad ATP

Varios medios serbios criticaron que Nole no estuviera nominado al premio a la deportividad de la ATP, al que optan Nadal, Schwartzman, Millman y Thiem.

Novak Djokovic reacciona durante su partido ante Rafael Nadal en la final de Roland Garros 2020.
CHARLES PLATIAU REUTERS

Continúan las diferencias entre Novak Djokovic y la ATP después de que la institución anunciase los nominados a los diferentes premios que suele otorgar a final de cada temporada, con la ausencia del serbio en varias categorías.

Por esta razón Serbia considera un "escándalo" que Novak Djokovic no esté nominado al premio Stefan Edberg a la deportividad, una categoría a la que sí optan el español Rafa Nadal, el australiano John Millman, el argentino Diego Schwartzman y el austriaco Dominic Thiem y en la que votan los propios jugadores del circuito.

Varios medios serbios acusan a la ATP de "dejar fuera a Djokovic" y de no dejarle competir "por uno de los premios más importantes", un premio que ha ganado Roger Federer en 13 ocasiones y Rafa Nadal en otras tres, incluida la de 2019.

Djokovic, que sí aparecerá en la votación de favoritos de los aficionados (termina el próximo 11 de diciembre), ha completado una temporada 2020 repleta de luces... y de sombras, tanto dentro como fuera de las pistas.

El serbio tuvo un increíble inicio de temporada en el que conquistó la ATP Cup, el Open de Australia y el torneo de Dubai y que sólo la pandemia del coronavirus pudo frenar. A partir de aquí empezaron los problemas para Djokovic, que se llegó a mostrar reacio para jugar en el US Open (y también en contra de vacunarse contra el coronavirus) al tiempo que organizaba su torneo Adria Tour por varios países de los Balcanes y en el que finalmente resultó contagiado de coronavirus junto a su mujer Jelena, su entrenador Goran Ivanisevic y los tenistas Grigor Dimitrov, Borna Coric y Viktor Troicki.

Djokovic también dejó una triste y desafortunada imagen durante el US Open, cuando fue descalificado del torneo tras darle un pelotazo sin querer a una juez de línea, y en Roland Garros poco pudo hacer ante un excelso Rafa Nadal en la final. Sin embargo, sí logró sellar el número 1 del mundo para terminar en la cima de la clasificación ATP por sexto año, igualando el récord de Pete Sampras.

Por si fuera poco, Djokovic también ha sorprendido al circuito con la puesta en marcha de una asociación alternativa de jugadores, la PTPA, para distanciarse del Consejo de Jugadores de la ATP, lo que ha generado polémica además de provocar cierta división en el mundo del tenis. La no nominación de Djokovic al premio al tenista más deportivo del año es el último episodio de la tensa relación entre la ATP y el número 1 del tenis mundial y cuyo desenlace aún parece lejano.