NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

ROLAND GARROS

De los ánimos a Djokovic al polémico ¡Hala Madrid!

Novak Djokovic y Rafa Nadal ya disputaron dos finales en París (en 2012 y 2014, ambas con victoria para el balear) que dejaron historias curiosas.

ParísActualizado a
De los ánimos a Djokovic al polémico ¡Hala Madrid!

La historia de las finales entre Novak Djokovic y Rafa Nadal en Roland Garros vivirá este domingo su tercer capítulo. El serbio y el español ya se pelearon dos veces en el partido por el título, en 2014 y en 2012, un encuentro este último de muy grato recuerdo para el español: "Tuvo un valor importante para mí, porque llevaba tres finales de Grand Slams consecutivas perdiendo contra él".

En aquel duelo de 2012, el público francés, que aún no se había entregado del todo al rey de la tierra, se decantó mayoritariamente por Djokovic. En la Philippe Chatrier se escucharon constantes gritos de ánimo a favor del serbio. Pero no amedrentaron a Nadal, que en un momento con amenaza de lluvia, pidió que se protegieran las bolas, aunque el duelo no llegó a detenerse. El balear venció por 6-4, 6-3, 2-6 y 7-5 en 3h 49 y no pudo contener las lágrimas al derrotar por fin a la que había sido su bestia negra desde Wimbledon 2011. "Roland Garros es para mí el torneo más importante del tenis y este triunfo será algo que no olvidaré en toda mi vida", dijo.

En 2014, Nole y Rafa volvieron a encontrarse en la final. El año anterior, el de Manacor había podido con el de Belgrado en semifinales, tras un largo parón por lesión. Este ganó el primer set e hizo temblar los cimientos de la central, acostumbrada a ver vencer siempre a Nadal, que reaccionó para controlar el partido y llegar al cuarto set con opciones de cerrarlo. Lo hizo en el noveno juego, en parte gracias a una de las grandes anécdotas de la historia de las finales del campeonato francés.

Con 30-40 en el marcador para el mallorquín, el balcánico se dispuso a sacar. El primer servicio lo falló, Y justo cuando iba a ejecutar el segundo, desde la grada se escuchó alto y claro el grito '¡Hala Madrid!'. Djokovic había lanzado la pelota al aire y la recogió de nuevo sin sacar. Y después de que el juez de silla Mohammed Lahyani pidiera "por favor" silencio al público, sirvió y erró de nuevo. Así le entregó el triunfo a Nadal en 3-6, 7-5, 6-2 y 6-4. Luego le hizo un gesto irónico al público con el pulgar de la mano derecha levantado. Lo curioso es que en un Madrid Open, el actual número uno del mundo salió al partido con una camiseta del equipo blanco con el dorsal 7 y el nombre de Raúl.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?