ROLAND GARROS

Medvedev, contrario a Nadal: "El frío y las bolas me dan ventaja"

El ruso analizó las particulares condiciones que tendrá el Grand Slam parisino este año. Pese a las quejas de muchos jugadores, él se siente a gusto.

Medvedev, contrario a Nadal: "El frío y las bolas me dan ventaja"
CATHRIN MUELLER REUTERS

"Las bolas son una piedra, peligrosas para la salud", explicó el pasado viernes Rafa Nadal en una rueda de prensa virtual tras completar sus primeros entrenamientos sobre la arcilla de Roland Garros. Las bajas temperaturas que registra París en estas fechas y el cambio de marca de pelotas en el torneo (ahora son Wilson) supondrán novedades significativas con respecto al resto de ediciones, celebradas tradicionalmente en el mes de junio.

Pero a río revuelto, más de uno pretende sacar beneficio en el Roland Garros más atípico de los últimos años. Es el caso de Daniil Medvedev, quien afirmó sentirse a gusto con el frío y las nuevas bolas. "Me fui de Hamburgo sin malas sensaciones. Tengo confianza en poder dar lo mejor de mi tenis aquí. Es cierto que hay muchos jugadores quejándose y que no están satisfechos con las condiciones en que jugaremos, pero me centro en mí mismo. En tierra batida me beneficia mucho que haga frío, que la pelota no pique mucho al botar. En esas condiciones, mi juego plano puede ser más efectivo, al igual que cómo son las bolas de este año, así que sí es cierto que puede ser una ventaja para mi tenis y estar ante una buena oportunidad", explicó el de Moscú en rueda de prensa.

Curiosamente, el cabeza de serie número 4 del torneo no conoce la victoria en Roland Garros después de tres participaciones (0-3), por lo que nunca ha superado la primera ronda en París. Posiblemente, este curso sí lo consiga debido a su confianza renovada y las particulares condiciones, aunque para ello deberá batir en su debut a un incómodo rival como el húngaro Marton Fucsovics. "A mí esta bola me gusta mucho, siento que se adapta perfectamente a mi tenis, puede reforzar mucho mi estilo de juego. Es difícil decir algo así antes de haber jugado un partido oficial, no sé, quizá mi sensación cambie, pero desde luego, por lo que he podido entrenar, esta bola me satisface enormemente", concluyó Medvedev. Están todos avisados...