TENIS

Carlos Alcaraz: "No me quiero comparar con Rafa Nadal"

Carlos Alcaraz es la sensación del tenis español. Tiene 17 años y viene de hacer una gran actuación en el Torneo 25º Aniversario Academia JC Ferrero Equelite.

Entrevista a Carlos Alcaraz,
DIARIO AS

Carlos Alcaraz es la sensación del tenis español. Con sólo 17 años, en Villena ganó este fin de semana a Sousa (54º del mundo) y De Miñaur (26º), antes de ceder en la final ante Pablo Carreño. Le entrena con sabiduría y paciencia Juan Carlos Ferrero y él huye de comparaciones. "Cada jugador tiene su camino", dice.

Había empezado el año fenomenal para usted, qué pena de frenazo por la pandemia...

Empecé muy bien, en Mallorca y Turquía. Luego vino el partido de Río (ganó a Albert Ramos). La verdad es que estaba a un gran nivel, pero esto (la COVID-19) nos ha afectado a todos. Hay que mirar siempre lo positivo. El parón me ayudado a mejorar cosas que necesitaba, que a lo largo del año no se puede. Al pasar el confinamiento en la Academia pudo trabajar en el gimnasio y ponerme un poquillo más fuerte para poder aguantar los partidos de alto nivel que tendré que jugar desde ahora.

¿En qué aspectos se ha centrado?

Necesitaba coger más fuerza física y el saque, que lo he mejorado bastante.

¿Cómo se vivió el confinamiento en Equelite (en Villena, Alicante)?

En la Academia se pasaron momentos difíciles, pero se hizo más ameno al estar con más gente con la que pude relacionarme. Todo dentro que esta situación fue muy difícil.

¿Ya tiene calendario?

Los Challengers han comenzado este mes de agosto y a ver a cuáles puedo entrar. Todos están deseando jugar torneos y será muy difícil estar. Para el Masters 1.000 de Madrid tenía una invitación para jugar antes de que anunciaran su suspensión para este año.

¿Le molesta un poco que haya unas expectativas tan altas sobre su futuro?

Me hacen muchas preguntas sobre las expectativas y contesto, pero al final estoy con mi círculo, con mi equipo, con las cosas claras y sabiendo lo que tengo que hacer y el camino que tengo que seguir. Todos lo tenemos claro. Voy poco a poco sin mirar nunca mucho más allá.

En ese aspecto, Ferrero le debe ayudar mucho...

Juan Carlos tiene mucha experiencia en esto, él paso por la etapa en la que estoy yo ahora, por los 17, y sabe aconsejarme muy bien. Es una persona muy seria, me ayuda a tener más disciplina y a saber sufrir, algo que tenía que mejorar y él me aportó. Y, sobre todo, tiene muchísima experiencia y sabe qué hacer en los momentos más difíciles.

Su entrenador dice que ha mejorado usted mucho en su comportamiento en la pista, que ahora es menos reactivo...

Juan Carlos hace mucho hincapié en el tema de la actitud. Es muy importante, lo es casi todo. Quien sabe gestionar sus emociones, tiene mucho ganado. Porque juegas contra un rival, pero si no te ganas a ti mismo es muy difícil saber llevar el momento del partido.

¿Cuáles son sus objetivos a corto plazo?

De momento, tengo mucha ilusión de empezar los Challengers y luego ya veremos. Sólo deseo competir a nivel internacional.

¿Y sus sueños?

Mi gran sueño es ser número uno del mundo. Me encantaría ganar todos los Grand Slams, pero el año pasado me estrené en hierba, en Wimbledon, y fue una pasada. Ganar ahí me encantaría... aparte de Roland Garros.

Parece inevitable compararle con Nadal: viste Nike, juega con raquetas Babolat, es precoz en sus éxitos y dice que quiere ganar en Londres... ¿Le molesta?

No me quiero comparar con Rafa (Nadal), porque para empezar es mi ídolo y es casi imposible o muy difícil llegar a donde ha llegado él. Cada jugador tiene su camino, hay que dejar de lado las comparaciones y seguir cada uno su camino.

O sea, que Alcaraz es Alcaraz...

Yo tengo mis cosas, mi camino. Hay que potenciar las virtudes y mejorar los defectos.

¿Cómo sería su tenista ideal?

El jugador ideal tendría el revés y el resto de Djokovic, la mentalidad de Rafa, la derecha de Federer y el saque de Isner.

¿Cómo se describe como persona y qué le gusta hacer en su tiempo libre?

Soy una persona simpática y divertida, poco más puedo decir. Describirse a uno mismo es difícil. Cuando no me entreno intento jugar al golf. Juan Carlos me introdujo en ese mundillo. Me encanta eso y pasar tiempo con mis amigos.

¿Ya le paran por la calle?

Aún no me dicen muchas cosas los aficionados. Poco a poco me van conociendo más, pero de momento, poco.

¿Qué sintió cuando ganó aquel partido en Río?

La victoria de Río la recuerdo como la mejor. Fue un partido de aprendizaje, para darme cuenta de que puedo competir contra los mejores y seguir mejorando.

Usted nunca se da por vencido ni aunque le metan un 6-0.

Un partido puede dar muchas vueltas, aunque te ganen 6-0. Hay que seguir ahí para tener una posibilidad, porque es muy difícil que tu rival mantenga un gran nivel de principio a fin. Habrá algún bajón que aprovechar y darle la vuelta al resultado. El espíritu de lucha, nunca darse por vencido y pelear por cada bola me lo ha inculcado también Juan Carlos.

¿Qué le gusta más de su propio tenis?

Mi derecha es muy buena y he mejorado muchísimo la movilidad en todas las superficies.

Le lleva IMG, una empresa muy importante.

Estoy con IMG desde los 11 años y es una gran empresa que lleva a grandes jugadores. Me ayuda mucho con las marcas, las invitaciones a los torneos. Estoy muy contento.

¿Y qué piensa de Equelite?

Aquí en la Academia el ambiente es espectacular, con grandes entrenadores que consiguen mucha calidad en el trabajo. Estoy superagradecido y contento. Esto es una gran familia en la que tenemos muy buena relación.