TENIS

Yastremska, la rapera del tenis femenino que triunfa en YouTube

La ucraniana ha anunciado recientemente un nuevo tema, 'Favorite Track'. El anterior, 'Thousands of me', acumula más de 400.000 visitas.

Dayana Yastremska 2020
Instagram: @dayana_yastremskay

Vestida en cuero negro y rodeada de coches deportivos con sus iniciales en la matrícula. Así ha promocionado su último lanzamiento con una imagen en su cuenta de Instagram Dayana Yastremska, la rapera del tenis femenino.

La ucraniana, que a sus 20 años ocupa el puesto 25 en el ranking de la WTA, circuito en el que ha ganado tres torneos (Hua Hin y Estrasburgo en 2019 y Hong Kong en 2018), se mueve con soltura en la pista y en el estudio. Su primer tema, 'Thousands of Me', en el que relata la tortuosa recuperación de una relación sentimental fallida, ya acumula más de 400.000 visitas en Youtube.

Próximamente sacara 'Favorite Track', su segundo sencillo, en el que explora el dance-pop, de nuevo con letras propias. Pese a que maneja cifras bastante respetables para la industria musical, le quita importancia a su gran pasión fuera del tenis: "Para ser sincera, cuando saqué 'Thousands of me' pensé que no grabaría nada más, fue muy extraño para mí... Pero después de un tiempo y de buenas emociones me entró el fuego y decidí que habría una nueva canción", se sincera.

Su objetivo no es convertirse en una estrella, simplemente disfrutar: "No pretendo convertirme en una artista cool, simplemente me gusta cantar, me gusta esta atmósfera. Es mucho más fácil para mí estar en la pista que en el estudio, cerca del micrófono, que es mucho estrés para mí".

Controversia

Las reacciones de sus más de 75.000 seguidores de Instagram al lanzamiento han sido en general positivas. Pero Yastremska, a la que entrena Sascha Bajin, que ya ha trabajado con Osaka y Mladenovic, no siempre ha tenido el apoyo de los fans. Recientemente incendió las redes con una foto en la que se veía la mitad de su cuerpo en tonos oscuros y la otra mitad en tonos más claros. La publicó para apoyar al movimiento Black Lives Matter, pero consiguió el efecto contrario y acabó borrándola y lamentando el "malentendido".